SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 30 de octubre de 2007

LAS RESACAS VELOCES DE JOEY DUNLOP



Poco que ver con un niño bien de la Moto GP, Joey Dunlop (1952-2000) siempre volaba con su casco amarillo y su mono usado, y bien sudado. Fue el héroe del Tourist Trophy de la Isla de Mann, un trozo a medio camino entre Irlanda, Escocia e Inglaterra. Un circuito "urbano", cuya tradición se remonta a 1907 y cuya voracidad suma 180 muertos. Él la gano en 26 ocasiones, a veces después de monumentales borracheras, a veces pilotando a ciegas a 200 por hora. Incluso intentó hacerlo en muletas cuando estuvo lesionado, en 1989. Joey era así, tenía su propio pub para alcoholizarse con los clientes. También era capaz de coger su furgoneta y conducir hasta Bosnia, Rumanía o Albania para repartir comida y ropa. La edad y sus cinco hijos no consiguieron domarle. Su destino parecía escrito para morir en alguna curva dentro de los 572 kilómetros cuadrados de Mann, su carrera fetiche. Terco destino, falleció en otra carrera perdida de Estonia, donde se estrelló contra un árbol. Loco norirlandés.


Publicado en La Región (02-04-2007)