SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 27 de mayo de 2008

CALABAZAS SUAVEMENTE APLASTADAS

Allá por el verano de 1994 mi buen amigo Andrés Lorenzo -recientemente papá (¡Felicidades Andrés y Teresa!)- me descubrió a The Smashing Pumpkins, grupo que después lograría un éxito arrollador. Andrés estudiaba (y ahora reside) en Madrid, y en Navidad, Verano y Semana Santa nos visitaba, trayendo siempre alguna novedad musical.

The Smashing Pumpkins se fundó aproximadamente en 1988, en Chicago. Su voz y líder, Billy Corgan, trabajaba en una tienda de discos y conoció al guitarrista James Iha. Después se unieron la bajo D´arcy Wretzky -nada que ver con el famoso jugador de hockey sobre hielo- y el batería Jimmy Chamberlain.

El primer trabajo de éxito fue Siamese Dream (1993), que vendió cuatro millones de copias en Estados Unidos. Entonces Corgan decide afeitarse la cabeza y adoptar la imagen de loco paranoico. Ya tienen su propio estilo. Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995) resulta un éxito rotundo a nivel mundial, superando los 16 millones de ejemplares, y situándoles en la cresta de la ola.

Pero los problemas internos fueron devastadores: las discusiones entre los miembros del grupo eran diarias. Se acusaba a Corgan de dictador y acaparador, éste poseía un carácter depresivo y se encerraba durante mucho tiempo -gracias a ello nacieron sus mejores canciones- sin dar señales de vida. Wretzky terminó harta y abandonó el grupo, siendo sustituída por Melissa Auf der Maur. Chamberlain era un alcohólico perdido, y fue detenido por posesión de heroína después de una noche loca en la que otro músico que acompañaba al grupo falleció por sobredosis. Para colmo, el album Adore (1998) no gustó por su cambio de estilo y estética cercana al gótico. Comenzó una trayectoria cuesta abajo, hasta la disolución del grupo en 2000.

El año pasado Corgan y Chamberlain retomaron la idea original. Las ventas millonarias parecen lejanas, pero lo cierto es que lo importante es crear música, sea o no aceptada por la mayoría.

En mi selección personal os dejo tres temas muy suaves. Porque a mí lo que más me gusta de este grupo, a veces tan cañero, son estas canciones melancólicas, de ritmo pausado.

"Tonight, tonight" de Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995).



"1979", del mismo trabajo.

"Perfect", incluida en Adore (1998).


lunes, 26 de mayo de 2008

LA VIDA LOCA DE JOHNNY TAPIA


"Nunca pienso en el mañana porque quizá no llegue". Son las palabras más sensatas que ha pronunciado en su vida el boxeador de Nuevo México Johnny Tapia (Alburquerque, 1967). Otro barco sin rumbo en una vida de tempestad, que le ha golpeado bajo y duro. Su padre murió asesinado, su madre fue acuchillada y secuestrada ante su mirada infantil. En el boxeo encontró su desahogo, ganando cinco títulos mundiales. Pero su loca cabeza y la cocaína le han llevado seis veces al hospital por sobredosis, 10 al calabozo por diversos escándalos y más de una docena a centros de desintoxicación, sin mucho éxito. En un momento tuvo una iluminación, se tatuó a Cristo entre pecho y abdomen, además del lema que mejor le describe, "mi vida loca". Ni sus arranques de fe ni los cuidados de su sufrida mujer y representante, Teresa Chávez, víctima habitual de sus momentos de furia, pueden equilibrar su vida de excesos. Hoy disputa en un hospital el séptimo asalto contra la muerte. Segundos fuera.

Publicado en La Región (21-05-2007)

domingo, 25 de mayo de 2008

EL HOMBRE DE LOS 720 GRADOS

La primera vez que ví a Taurian Fontenette fue a través de un correo de mi buen amigo Michi, gran aficionado, entre otros vicios, al baloncesto, quien ahora sobrevive en la jungla madrileña. Fontenette es un jugador negro, nacido en el estado de Texas. Otro más entre los millones que pueblan los equipos universitarios. La diferencia entre él y el resto no es una lectura superdotada del juego, ni una técnica de lanzamiento que nos recuerde a Allan Houston, ni la efectividad de un Larry Bird. Taurian es un extraordinario atleta, un excelente saltador en busca o con una pelota en sus manos.

Taurian (de apenas 1,90 metros y 85 kilos) jugaba en el Paul Quinn College de Texas, un desconocido equipo de la liga NAIA (competición independiente de la clásica NCAA para universidades más humildes y de menos alumnos) hasta que un día de 2005 se presentó en uno de los partidos de la gira de estrellas callejeras de la marca AND1 para integrar el equipo de sparrings. Este tipo de encuentros contienen mucho espectáculo y poco baloncesto estructurado, así que pudo dar rienda suelta a sus cualidades y maravilló desde el comienzo.

Entre sus habilidades destaca el mate de 720º. Sí, dos vueltas sobre su propio eje de rotación antes de machacar la pelota. Pocos mortales lo pueden hacer y no existen muchos documentos gráficos de ello. En vídeo guarda imágenes de tal memorable momento, así como otras muchas de sus brincos en las competiciones universitarias. Fontenette fue bautizado desde entonces como "The air up there", participando en las giras de la marca deportiva (supone un buen contrato y un coche de regalo por hacer lo que más te gusta). Aunque se lesionó en un tobillo, su historia es la de muchos otros jugadores callejeros, incapaces de labrarse una carrera profesional por su inadaptación al juego en equipo, pero profesionales del baloncesto espectáculo. Los Globetrotters de la nueva era.

Con ustedes, Taurian Fontenette (abróchense los cinturones)


viernes, 23 de mayo de 2008

SOSPECHAS FUNDADAS



Buscando información sobre mi próxima Bala Perdida, de La Región, encontré este interesante artículo, escrito por Juan José Fernández y publicado en el diario El País, en el año 1987. De acuerdo, la fecha es ya antigua. Los métodos y el dopaje han prosperado una barbaridad, en rendimiento y en efectos secundarios hasta ahora inimaginables. Pero es interesante en mi opinión porque, antes de la caída del Muro, ya existía la sospecha entre los expertos de que el deporte de elite podría ser tan demoledor -a veces más- que la inactividad física. Está claro. Ya nos lo decían los griegos hace miles de años, "el secreto está en el Equilibrio".

miércoles, 21 de mayo de 2008

ELEGANCIA INNATA: MICHAEL JORDAN (VII)

Dos palabras sirven para describirle, Michael Jordan. O una, Jordan. O tres letras, "Air". Michael Jeffrey Jordan (Brooklyn, New York 1963) tiene la consideración de mito del deporte desde varias temporadas antes de retirarse (y de su segundo advenimiento).

Michael Jordan ha sido un extraordinario atleta -pese a que su intento en el béisbol fue un fracaso- un competidor feroz, un trabajador obsesivo y un filón para la publicidad y el emporio NBA. Levantó a una empresa menor y en quiebra como Nike -e indirectamente a su homónima española- que tuvo la inteligencia de adelantarse a una miope Adidas. Su carrera fue un cuento de hadas, al menos hasta 1997, aunque le costó su matrimonio.

Jordan creó una legión de fanáticos admiradores e imitadores de todos sus gestos durante la década de los 90. Tipos que aparecían en cualquier cancha callejera con su muñequera en el antebrazo, sus zapatillas, sus pantalones largos, su pendiente... intentando imitar -con mayor o menor fortuna- sus fintas, sus gestos, su tiro o sus entradas a canasta. Una demostración de que su estilo personal gustaba a la gente. Quizá Kobe Bryant sea hoy su descendiente natural.

El extracto de hoy pertenece al vídeo "Come fly with me", un auténtico bombazo comercial en todo el mundo. Veremos una secuencia de acciones plenas de fuerza, agilidad y dominio aéreo perfectamente coordinadas con la música. Unos minutos de su aplicación en defensa -por entonces, año 1988, sólo se le consideraba un anotador- y un pequeño bombón final con algunos movimientos majestuosos en los concursos de mates. Jordan fue un artista en este apartado, con acciones sólo posibles para su cuerpo. Fijénse, en alguno de ellos parece que levita en el espacio. Ya lo afirma él en el vídeo: "Podrá ser sólo durante algunos segundos pero sí, puedo volar".

(El vídeo se corta de forma abrupta, pero en youtube pueden disfrutar de la película entera).

martes, 20 de mayo de 2008

CONFLUENCIA ESTELAR EN MALLORCA



El carácter del campeón se mide en las situaciones verdaderamente complicadas. El pasado fin de semana vimos dos ejemplos personificados en el tenista Rafa Nadal y el piloto de motos Jorge Lorenzo.

Por Rafa Nadal confieso mi debilidad desde la primera vez que lo ví. Este chico es algo más que un atleta impresionante, porque tiene el talento, la ilusión y la fuerza mental para ser el más grande. En Hamburgo disputó dos extraordinarios partidos, derrotando primero a un pujante Novak Djokovic, y después en la final, a esa maravilla raqueta en mano que responde al nombre de Roger Federer.

Su orgullo y resistencia quedó demostrado cuando, perdiendo por 5 a 2 en el primer set, solicitó la asistencia de un fisioterapeuta para paliar unos dolores en la parte posterior de la pierna derecha. Nadie pondría la cara por él en esos momentos de incertidumbre -menos entre nuestra querida España- ante un Federer glorioso, dueño de un revés demoledor y una subida a la red letal. (Para más detalles sobre la belleza de su estilo pinchar en la sección ELEGANCIA INNATA, en VIDEOTECA).

Pero este chico de Manacor está fabricado de la materia de los grandes. Respondió con un 7-0 a un atónito Federer, quien incluso perdió su característico temple en golpes faltos de precisión. El segundo fue un mano a mano solventado con la muerte súbita. Un duelo majestuoso entre la desbordante juventud de Nadal y la espléndida madurez de Federer. Cada uno con su estilo, aunque sería un error despreciar la calidad técnica de algunos golpes del español y las condiciones físicas del helvético. El tercero fue ya una exhibición de Nadal ante un rival a quien pocas veces habíamos visto tan impreciso, dubitativo, humano. Me hubiese gustado que rindiese a su mejor nivel, obligando a sacar a nuestro compatriota más fuerza interior, más genialidad dentro de su ilimitado arsenal. Sólo se mejora ante los mejores y sólo ellos pueden sacar el máximo de tí.

Ayer lunes mucha gente me comentaba la extraordinaria hazaña de Nadal. Y no sólo hombres, también señoras de cincuenta años y chicas jóvenes, una muestra del impacto de este fenómeno entre el ciudadano común. Roland Garrós se presenta como otro torneo con momentos memorables. Por fortuna, comienza en apenas unos días.

Nadal-Federer, en Hamburgo.



¡Qué decir de la exhibición de pundonor de Jorge Lorenzo en Le Mans! Habrá que revisar la posición astral de la isla de Mallorca entre los años 1986 y 1987 porque el nacimiento de dos deportistas como Nadal y Lorenzo sólo puede responder a la confluencia especial de varios planetas. La victoria de Nadal coincidió con una exhibición del motociclista durante la prueba de Moto GP.

Lorenzo, recién recuperado de una operación en un antebrazo, pilotó su Yamaha con los dos tobillos rotos, producto de dos caídas terroríficas y machacados con los entrenamientos, las numerosas salidas de pista y una competencia brutal. Salió duodécimo y terminó segundo, apretando los dientes y soltando su endiablado espíritu por el circuito. Sincero y diferente, como siempre, declaró al término de la prueba: "Antes de la carrera tenía una lucha interna entre mis dos mentes. Una estaba desanimada, sin ganas de competir ni confianza. La otra, la optimista, me ha ayudado en la carrera".

No cabe duda que Lorenzo es un competidor de estilo depredador, muy diferente al estilo feroz, pero noble, de su vecino Nadal. Lorenzo se ha grangeado muchos enemigos por su egoísmo, egocentrismo y declaraciones poco diplomáticas. Posee tantos admiradores como detractores (me cuentan que Jerez fue muy insultado por una gran parte de la afición española). En mi opinión está trabajando para mejorar su imagen entre compañeros y aficionados. Por encima de ello está, sin duda, su indudable talento y espíritu indomable. Factores que le hacen persistir en la lucha cuando otros desistirían. Será por esta razón por la que se considera un auténtico guerrero espartano.

Una de las espectaculares caídas de Jorge Lorenzo en Le Mans, aquí

domingo, 18 de mayo de 2008

ANDRÉ WATERS, LOS GOLPES QUE DA LA VIDA


Si creces en un gueto y eres consciente de la basura que te rodea, haces lo imposible por escapar. Como el estadounidense André Waters (1960-2006) defensor de fútbol americano, conocido como "el Sucio", por su juego agresivo y contundente. Pegaba y recibía por igual. "¿Cuántas conmociones he sufrido? Perdí la cuenta a partir de la decimoquinta", confesó en una ocasión. Desde el año 1991 sufría desmayos, tapados por su club. Jugaba sin atender a mareos o dolores. En 1995, retirado, probó suerte como entrenador. Comenzó una cuesta abajo silenciosa, rematada con un tiro en los sesos en su casa de Florida. Muy extraño. ¿Suicidio o asesinato? No dejó nota alguna. Padre de tres hijos, mantenía una terrible disputa por la custodia de la más pequeña. De carácter variable, parecía desilusionado con su nuevo trabajo. Un análisis posterior encargado por su familia describió su cerebro como el de un anciano de 85 años, con principio de Parkinson. ¿Crimen pasional o pánico personal al presenciar el comienzo de su decadencia? Todo es posible.

Publicado en La Región (14-05-2007)

sábado, 17 de mayo de 2008

10 AÑOS SIN "LA VOZ"

Hace diez años por estas fechas murió el gran Frank Sinatra (1915-1998) conocido como "La Voz de América" (ya saben que los estadounidenses extienden los confines de su país a todo el continente). Cantante y actor de indudable mérito, Sinatra fue mundialmente famoso por sus méritos y por su vida disipada. Sobre estas cuestiones dejo un enlace sobre su biografía para que cada uno juzgue lo que estime conveniente. Pinchar aquí.

Rumores o hechos aparte, en mi opinión nadie ha cantado a la ciudad de Nueva York como él. Mi homenaje particular son cuatro clásicos, de los que erizan los vellos. Canciones que parecen creadas para escucharlas caminando por las calles de la capital del mundo.

"New York, New York" (1980) con imágenes de la ciudad más cosmopolita.



"Strangers in the night" (1966) Melancólica canción, sin duda.



"My way" (1969). Todo un himno.



"Fly me to the moon" (1964). Aunque el tema original se compuso en 1954.



Diez años sin Frank Sinatra. Nos queda su Voz eterna.

jueves, 15 de mayo de 2008

GANAR, GANAR Y GANAR



Los resultados continúan siendo el designio de cualquier entrenador de cualquier equipo en cualquier deporte de cualquier país. Exísten casos excepcionales -me vienen a la memoria los de Sir Álex Ferguson en el Manchester o Jerry Sloan en el Utah Jazz- donde la propia idiosincracia del club favorece esta prolongada relación. No es lo habitual.

Frank Rijkaard es el de más prestigio en los últimos meses, porque hasta esta temporada entrenaba a uno de los grandes clubes de fútbol del mundo, el F.C.Barcelona. El holandés ha sido durante su trayectoria en la Ciudad Condal un modelo de elegancia y diplomacia en su comportamiento y declaraciones. Salvo un arrebato lógico de furia en Montjuic, donde destrozó la mampara del banquillo con un directo digno del mejor Tyson, no se recuerda ninguna salida de tono, ningún exceso gestual, ningún corte de mangas al más puro estilo de Schuster, técnico por momentos absolutamente impresentable.

Rijkaard, no cabe duda, era un auténtico ladrillo en las comparecencias a los medios. Ni una palabra desafiante, ni un desprecio al eterno rival madrileño, ni un mínimo reproche a propios y rivales... Poca carnaza para encabezar portadas. Es una impresión personal, pero creo que no pocos seguidores madridistas respetaban y mostraban simpatía por el este holandés de tono tranquilo y pinta de fumao. Su ascendencia sobre el aficionado culé ha sido de sobra demostrado en el último partido de la temporada en el Camp Nou, contra el Mallorca. El homenaje tributado a un técnico despedido, sin un mísero título, al frente de un equipo roto, no es habitual en nuestra querida España, donde el héroe es hoy alabado y mañana vilipendiado.

Más normal -que no ideal- fue su consideración entre los medios y el gran público. Cuando el Barcelona ganó la Liga y la Copa de Europa se consideró al holandés como un modelo del entrenador moderno: moderado, buen talante, dialogante con las estrellas, conciliador y tolerante con ciertos excesos... Un ejemplo de la nueva hornada, alejado del típico mister autoritario y permanentemente cabreado. Como los Capello o Aragonés.

Curioso, cuando las derrotas llegaron, las lesiones agravaron y la actitud de Ronaldinho remató al equipo, se comenzó a dudar de la capacidad de Rijkaard para dominarlo. "El equipo se le escapó de las manos", "hace falta mano dura", "deberían entrenarse día y noche como castigo". Los comentarios en los medios y en los bares -a veces no existe diferencia- convirtieron al noreuropeo en un pelele, un hombre pusilámine, un muñeco carente de personalidad. El problema podría arrastrarse temporadas atrás, pero la situación era ahora distinta, porque no se ganaba.

Pocos han reparado en la jaula de grillos barcelonesa, no muy diferente a otras de Primera División (imaginen el vestuario del Valencia). Eto´o arrastra una leyenda de insoportable ya desde su etapa como canterano del Real Madrid, Deco parecía incapaz de aceptar el paso del tiempo. Y Dinho ¡ay, Dinho! se ha convertido en uno de los mayores fracasos, merced a su indolencia, soberbia e irresponsabilidad. Se cuenta que el fenómeno brasileño se cansó de ganar, de buscar el camino hacia la perfección, hacia la gloria deportiva. Tuvo un duro enfrentamiento con el técnico y sentenció las aspiraciones de un club y de millones de seguidores. Abierta la caja de pandora, sólo podría salir un tornado.

Sí, el Barcelona termina la liga con las manos vacías, pero lo cierto es que fue eliminado de la Copa y Champions en semifinales, y que tiró por la borda una Liga, muy próxima en no menos de tres ocasiones (sin olvidar el fracaso de la pasada por exceso de confianza). ¿Puede el Real Madrid vanagloriarse de su temporada? ¿O el Valencia saltar con su Copa? No con la boca muy grande. La diferencia fue, una vez más, el triunfo. La incontenible sensación eufórica de levantar un trofeo. Más la humillación del derbi en el Bernabéu, aquella que motivó la famosa, forofa y lamentable portada del "No merecéis llevar la camiseta de este equipo".

Así es el sino del entrenador y de buena parte de los jugadores. La victoria decide la valía y el prestigio de quien dirige. Que nadie se acuerda de los perdedores es mentira. La Historia del deporte guarda memoria a maravillosos competidores que cayeron entregándose en cuerpo y alma, a veces derrotados por una milésima de segundo, un error arbitral o un golpe de mala suerte. Todos ellos ganaron mucho hasta alcanzar una final y merecen un reconocimiento. Tal es el caso de Frank Rijkaard.

¿Cuál será el destino de su sustituto, Pep Guardiola? Es fácil adivinarlo. Decidirán, una vez más, los resultados. Ganar es seguir viviendo, perder es morir.

El legado de Frank Rijkaard en el Barcelona (2003-2008)

martes, 13 de mayo de 2008

POLÍTICAMENTE INCORRECTO


Manuel Morales do Val es de esos personas por encima ya del bien y del mal, de las manifestaciones políticamente correctas, del miedo a ser tachado de intolerante por un rebaño que se niega a quitar la venda de los ojos. Un corresponsal de guerra conocedor de la naturaleza humana en su estado más abyecto. En Ourenseville tuvimos la oportunidad de asistir a una interesante conferencia sobre el periodismo digital que, en mi humilde opinión, supo a poco. Su columna diaria, habitual en los diarios locales como el caso de "La Región", aborda los temas obviados por toda esa lista de versados periodistas, cómodamente acolchados en los artículos de la vacuidad, mientras el mundo real pasa a sus espaldas. El hombre es un animal político. La política es un mal necesario. Pero lo de este país que ya pocos llaman España es de escándalo. Lean a Morales do Val. Un ejercicio diario de rebeldía.

jueves, 8 de mayo de 2008

LA IRA, PECADO CAPITAL DE BOBAN JANKOVIC



Un momento de ira incontenible y adiós a los sueños en el Olimpo. El jugador de baloncesto serbio Boban Jankovic (1963-2006) pertenecía a esa raza de ganadores compulsivos, torrente de de expresiones incontrolables en la pista. Una mala tarde del 28 de abril de 1993 de nuevo se dejó llevar por la frustración y rabia, tras ser eliminado por faltas en la semifinal de la Liga griega. Furioso, descargó su ira a cabezazos contra la protección acolchada de la canasta. Todo es posible en Grecia. Que la canasta no tuviese la protección reglamentaria y que Boban fracturase la tercera vértebra cervical contra un poste de acero. Un golpe seco y fulminante. "¡No siento nada, me voy a morir! gritaba inmóvil y ensangrentado ante las cámaras de media Europa. Terminó tetrapléjico, abandonado por su mujer, arruinado tras 12 años de recuperaciones infructuosas. Depresivo, con el único aliento de su hijo Vladimir. En 2002 recibió un muy emocionante homenaje en el mismo pabellón donde se produjo la desgracia, vano consuelo. Cuatro años después le falló ese corazón que ya tenía herido, desde que el destino le cortó las alas.



Publicado en La Región (07-05-2007)

martes, 6 de mayo de 2008

CHOQUE DE CIVILIZACIONES



Ayer el canal de televisión La 2 emitió la extraordinaria película "Sólo un beso". Soplo de aire fresco -y real- entre el bombardeo de filmes políticamente correctos y multiculturales, donde no existen las diferencias y la malvada sociedad occidental tiene la culpa de todos los males. Porque hoy odiar a Bush, Estados Unidos e Israel; ser ecologista, de izquierdas, solidario, sostenible, feminista, demócrata y tolerante -con todo lo que no sea el cristianismo- no es precisamente arriesgado ni innovador. Ni rebelde ni contracorriente.


El director, Ken Loach, trata siempre temas muy interesantes pero con un claro estilo subjetivo. Algunas de sus películas son demasiado tendenciosas en mi opinión, por eso me sorprendió especialmente este trabajo cuando lo ví por primera vez en el Festival de Cine Independiente (?) de Orense.


"Sólo un beso" (Ae fond kiss) cuenta la relación entre un joven amante de la música dance llamado Casim (Atta Yakub) , cuya mayor ilusión consiste en abrir su propio local nocturno cosmopolita, y una maestra de música clásica de secundaria en un colegio de Glasgow, llamada Roisin. Un pequeño incidente casual propicia el primer encuentro, saltando la chispa inevitable con el roce permanente. Hasta aquí, todo normal.

Pero hay un gran problema. El chico es de origen británico pero descendiente de una familia paquistaní asentada en Inglaterra, acogida tras una terrible experiencia por el conflicto indio-musulmán de 1947. Este detalle, seguramente menospreciado o tapado por unos, es la línea principal del argumento. La familia de Casim reside en Occidente pero piensa y vive como en Oriente Medio. Su hermana mayor ha sido entregada en matrimonio de conveniencia, a su hermana pequeña no le permiten salir por la noche ni estudiar periodismo fuera de casa y, a él, le quieren casar con una prima.


En Casim estalla un terrible conflicto interior. Se enfrentan su educación familiar musulmana contra el mundo occidental donde ha crecido. Está perdidamente enamorado de la sensual y culta profesora irlandesa (espléndida Eva Birthistle), recientemente separada. Debe elegir entre el amor, su futuro, sus prioridades; y el honor familiar, la tradición y cumplimiento de sus preceptos religiosos. Para conocimiento de muchos progres henchidos cuando disertan sobre el Islam, faltar a esta costumbre supone el desprecio perpetuo del infractor y la humillación pública de su familia. Conocidos son los llamados "Crímenes por Honor", donde los propios hermanos o progenitores asesinan a una hermana o hija descarriada que no acepta ser desposada con un desconocido. "¿Qué va a pensar la Comunidad de nosotros?", se pregunta en una ocasión el padre de Casim. Su familia lo intentará todo para convencerle y llevar a cabo la boda concertada.

Koach tiene el cuidado y sensibilidad de no presentar a la familia de Casim como una banda de fanáticos. Son personas humildes, trabajadoras, buenos ciudadanos. Su padre dejó atrás un terrible exilio y la pérdida de un hermano gemelo. Su madre es bondadosa y sacrificada. Su hermana mayor es una chica que viste de forma occidental, que intenta mediar entre la ilusión universitaria de la pequeña y la oposición paterna. Son personas que respetan las leyes occidentales pero se deben a la tradición musulmana. Un gueto gigantesco dentro de una ciudad. Un problema creciente y latente ante la miopía de nuestros sesudos políticos.


Por la otra parte también hay tensiones. Roisin es profesora temporal en un colegio católico. Para que su contrato se convierta en fijo es necesario de un certificado de "buena conducta" expedido por el párroco local, quien no ve con buenos ojos su condición de "separada viviendo en pecado con un moro". La diferencia -y en mi opinión Loach da por una vez en el clavo- es que en Occidente la sociedad no está sometida a la Biblia. La ruptura se produjo hace cientos de años, violenta como todo lo concerniente al ser humano. Poseemos una influencia griega, romana y judeocristiana muy profunda, pero nos regimos por una serie de leyes que limitan la religión a una esfera individual. Algo impensable en Irán, Palestina, Paquistán., Arabia Saudí o Argelia. Turquía y el Líbano, con amplia presencia cristiana, son las grandes excepciones.

Así vemos como el director del colegio se salta el protocolo y le firma el contrato, decisión que no evitará su despido. Roisin, ofuscada, despotrica contra su civilización. Crítica que nunca vemos en su enamorado compañero. Ésa es la diferencia. Casim asume que su decisión destruirá a su familia pero no se plantea ni por asomo dudar de su tradición. Para él es una desgracia inevitable, pero no por culpa de su estilo de vida.

Solos en tierra de nadie. Dos almas que se encuentran, nadando a contracorriente contra una avalancha de millones de fieles, contra una religión incompatible con la sociedad occidental. El final es verdaderamente trágico, porque Koach se niega a tapar lo que otros no quieren ver. Bravísimo y valiente. Al menos por una vez.


jueves, 1 de mayo de 2008

LA ENFERMA MENTE HUMANA


Que el ser humano es capaz de las más grandes hazañas y nobles acciones, así como de los actos más deleznables, es algo que no me ofrece duda. La Historia así nos lo enseña desde el origen de los tiempos. El espeluznante caso del ex técnico electricista austríaco Josef Fritzl, persona de cierto nivel cultural y respetado por sus vecinos, pone en evidencia una vez más a los ingenuos que cierran los ojos ante la realidad y piensan que la educación o el buen nivel económico mitigan los impulsos malignos. Todos tenemos un lobo en nuestro interior. Por fortuna, las leyes, la religión en otros casos, los golpes de la vida y un ambiente familiar sano, tanto de hijos como padres, encauzan nuestras frustraciones y nos permiten vivir en sociedad. Sin olvidar nuestras pequeñas pasiones -el deporte, el Arte, la comida, el amor, la lectura...- refugios que mantienen nuestra cabeza ocupada y no nos permiten reflexionar por mucho tiempo sobre nuestra existencia.

¿Enfermedad o perversión humana? Yo pienso en lo segundo. Existen personas sin escrúpulos, que incluso disfrutan haciendo daño. En todos los ámbitos sociales, económicos, sexuales o raciales. Parece inscrito en nuestra cadena genética.

Sobre el muy oscuro caso del perverso austríaco, una interesante opinión del psiquiatra forense José Cabrera en el diario El Mundo.

Muy relacionado con éste, la interesante conferencia del psicólogo de la Fiscalía del Tribunal de Menores de Madrid, Javier Urra, publicada en El Correo Gallego.