SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 27 de mayo de 2008

CALABAZAS SUAVEMENTE APLASTADAS

Allá por el verano de 1994 mi buen amigo Andrés Lorenzo -recientemente papá (¡Felicidades Andrés y Teresa!)- me descubrió a The Smashing Pumpkins, grupo que después lograría un éxito arrollador. Andrés estudiaba (y ahora reside) en Madrid, y en Navidad, Verano y Semana Santa nos visitaba, trayendo siempre alguna novedad musical.

The Smashing Pumpkins se fundó aproximadamente en 1988, en Chicago. Su voz y líder, Billy Corgan, trabajaba en una tienda de discos y conoció al guitarrista James Iha. Después se unieron la bajo D´arcy Wretzky -nada que ver con el famoso jugador de hockey sobre hielo- y el batería Jimmy Chamberlain.

El primer trabajo de éxito fue Siamese Dream (1993), que vendió cuatro millones de copias en Estados Unidos. Entonces Corgan decide afeitarse la cabeza y adoptar la imagen de loco paranoico. Ya tienen su propio estilo. Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995) resulta un éxito rotundo a nivel mundial, superando los 16 millones de ejemplares, y situándoles en la cresta de la ola.

Pero los problemas internos fueron devastadores: las discusiones entre los miembros del grupo eran diarias. Se acusaba a Corgan de dictador y acaparador, éste poseía un carácter depresivo y se encerraba durante mucho tiempo -gracias a ello nacieron sus mejores canciones- sin dar señales de vida. Wretzky terminó harta y abandonó el grupo, siendo sustituída por Melissa Auf der Maur. Chamberlain era un alcohólico perdido, y fue detenido por posesión de heroína después de una noche loca en la que otro músico que acompañaba al grupo falleció por sobredosis. Para colmo, el album Adore (1998) no gustó por su cambio de estilo y estética cercana al gótico. Comenzó una trayectoria cuesta abajo, hasta la disolución del grupo en 2000.

El año pasado Corgan y Chamberlain retomaron la idea original. Las ventas millonarias parecen lejanas, pero lo cierto es que lo importante es crear música, sea o no aceptada por la mayoría.

En mi selección personal os dejo tres temas muy suaves. Porque a mí lo que más me gusta de este grupo, a veces tan cañero, son estas canciones melancólicas, de ritmo pausado.

"Tonight, tonight" de Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995).



"1979", del mismo trabajo.

"Perfect", incluida en Adore (1998).