SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 28 de agosto de 2008

AMORES QUE MATAN




La realidad siempre supera a la ficción. La Historia tiene los capítulos más impresionantes de amor, valor o perfiria que uno pueda imaginarse. Hoy les presento el caso de nuestra paisana Inés de Castro (1325-1355) cuyo origen no termina de concretarse si corresponde a Monforte de Lemos o Xinzo de Limia. Doña Inés y el heredero Don Pedro de Portugal protagonizaron una de las relaciones más apasionadas y menos conocidas por el gran público (pues es tradicional el desprecio del español en general y del gallego en particular por su propia Historia). El autor es Hilario Fernández, al que sigo desde hace años en sus crónicas en el diario compostelano "El Correo Gallego". Inés de Castro, una de las gallegas más internacionales. Su vida, como la de tantos otros personajes ignorados, es de cine.