SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 4 de septiembre de 2008

SALTAD, SALTAD MALDITOS




El vídeo musical "Rise up" de "Yves Larock", una de las canciones más pegadizas durante el final del verano, nos recuerda que el salto a la comba es algo más que un juego de niños. Con entrenamiento e imaginación se pueden hacer verdaderas virguerías. Una actividad que combina coordinación, resistencia aeróbica, fuerza y el arte que cada uno posee en su interior.

En las películas y series estadounidenses que veíamos de pequeñitos nos llamaba la atención esas calles de los suburbios, con canchas de baloncesto enjauladas, bidones a modo de hogueras para calentar a los vagabundos, traficantes en las esquinas de las calles y niñas negritas -antes no era habitual ver a un niño- que se entretenían con este juego, empleando dos combas en lugar de la clásica cuerda de las niñas españolas.

Buceando en este universo infinito de internet, podemos encontrar imágenes de ¡campeonatos internacionales! de este juego. Hay gente para todo. Lo cierto es que algunos competidores son realmente buenos. Disfrútenlo con estas imágenes sorprendentes. Anímense y cuidado con la dentadura.