SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 28 de octubre de 2008

ANDRÉS ESCOBAR, CABALLERO DEL TRISTE SINO


El deporte está plagado de héroes, y de villanos muy a su pesar. El futbolista colombiano Andrés Escobar (1967-1994) pagó con su vida el gol en propia puerta que eliminó a su país en el Mundial de Estados Unidos. 10 días después, ya en su Medellín natal, un tal Humberto Muñoz le metía 12 balas entre pecho y espalda, tras espetarle: "Gracias por tu gol". Escobar estaba considerado como un caballero del deporte, sobrio, respetable. Pero nada es respetado en una Colombia sin ley. Algunos argumentaron el asesinato por un tema de apuestas; otros, lo achacaron al eterno enfrentamiento entre el clan de la droga de Medellín, dueño del equipo donde jugaba Escobar, contra el clan de Cali, dueño del club rival, el América. Pocos esgrimieron un arrebato de furia del propio Muñoz, delincuente y matón en su vida cotidiana. 120 mil paisanos acudieron al entierro, exigiendo justicia a las autoridades. La emoción del momento. El asesino salió libre de la cárcel en 2005, y las escuelas creadas por la familia Escobar en su recuerdo se cerraron poco después, por la falta de apoyo.

Publicado en La Región (22-10-2007)