SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 21 de octubre de 2008

FACTO DELAFÉ Y LAS FLORES AZULES. DALE GAS, DALE GAS... (por Trinity)


La primera vez que alguien escucha este nombre generalmente piensa que se trata de dos grupos distintos o bien de un cantante colaborando con un grupo de chicas. Desde luego lo que no se te ocurre es que pueda tratarse de un trío. Marc Barrachina “facto” ( bases, coros y “efectos especiales”), Óscar D’Aniello “delafé” (voz y letras) y Helena Miquel “las flores azules” (voz y coros) componen esta singular formación que está suponiendo toda una revelación en nuestro panorama musical. Su personalísimo estilo, que podríamos definir como “hip-pop”, y sus poéticas letras cargadas de energía positiva enganchan en cuanto escuchas uno de sus temas. Tras escribir alguno para la película “Yo soy la Juani” de Bigas Luna, saltaron a la palestra cuando El Corte Inglés ilustró su última campaña de primavera con “Mar el poder del mar” de su disco “El monstruo de las Ramblas”. En el bucólico anuncio, la topmodel de turno caminaba por una ciudad que se iba transformando a su paso en un verde y jugoso jardín con la sugerente voz de Óscar como telón de fondo “que sí, que sí, que bien, que me encanta escucharte, adoro sentirte, el barrio es mas hermoso desde que apareciste…”. Yo creo que por una vez la belleza de la chica y las tendencias primaverales quedaron en un segundo plano y casi todo el mundo sintió algo al escuchar esa letra (en mi caso me habría encantado que estuviese escrita para mí y eso que no me van las pasteladas y muchísimo menos el rap). Posteriormente mi amigo Tito me pasó su segundo disco, “La luz de la mañana”, donde descubrí unas canciones perfectas para empezar el día, ahuyentar la rutina o simplemente escuchar relajándote en el sofá. Desde luego había que ver que tal se lo montaba esta gente en las distancias cortas y no dudamos en plantarnos la noche del jueves nueve de octubre en la Sala Capitol de Santiago.


Con un escenario sembrado de gigantescos globos de colores, Helena y Óscar al frente y Marc en un segundo plano liado con las pompas de jabón (todo un puntazo), abrieron el concierto con “Desde el Este” y “La luz de la mañana” conectando desde el primer momento con un público que coreaba al dedillo todas las canciones: “Gigante”,“Enero en la playa”,“Solo palabras”,“La Juani”, “Letargo”,“Combates cotidianos”,“Domingueros”,“Pronombres”… La fantástica combinación entre el descaro de Óscar y la encantadora voz de Helena, el buen rollo que desprenden y contagian y el ambientazo que se respiraba (mucha gente pero sin agobios y con sitio para bailar) hicieron de este directo toda una fiesta aderezada con confetti. Son sencillos, naturales y alegres y al igual que sus paisanos, los catalanes Sidonie, también son dados a los disfraces. Lo demostraron al salir con un tocado de plumas para cerrar con “El indio”, como no podía ser de otra manera. En resumen, un concierto divertido con sabor a cumpleaños feliz y fanta naranja del que se sale con una luminosa sonrisa y encantadísimo con uno mismo, con el vecino y hasta con el jefe. Toda una terapia contra el estrés y la depresión.

Y ya que hablamos de “El indio” os dejo con su vídeoclip, en el que muestran su increíble facilidad para convertir un lugar anodino e impersonal , un párking en este caso, en un espacio mágico y lleno de color.



Elba y yo con Óscar “delafé” en el hall de la Sala Capitol tras el concierto.


Mas información en www.myspace.com/factodelafeylasfloresazules
Trinity