SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 19 de noviembre de 2008

SUEÑOS (I): NADIA COMANECI Y EL 1,00 DE MONTREAL

18 de julio de 1976. Juegos Olímpicos de Montreal (Canadá). Una pulga de 14 años, 1,50 metros de estatura y 40 kilos de peso deja obnuvilados a jueces y público durante su ejercicio de barras asimétricas. Ante ellos, la perfección nunca vista. Ni los marcadores de entonces estaban preparados. El 10,00 se convirtió en 1,00; la rumana Nadia Comaneci, en la novia de los Juegos, la niña que nadie ya quería ver crecer. Logró siete dieces más, pero el primero supuso una auténtica revolución. La leyenda Bela Karolyi la descubrió a los seis años, haciendo piruetas en el colegio. Ocho años después estaba modelada, cual "David" de Miguel Ángel. En 1989 escapó a pie de la Rumanía de Ceausescu. Siempre será la novia de Montreal.




Nadia Comaneci nació el 12 de noviembre de 1961 en Onesti (Rumanía). Fugada en 1989, regresó a su país tras caer el comunismo.

Publicado en La Región (16-10-2006)