SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 2 de diciembre de 2008

LA GUERRA QUE SE AVECINA


Los recientes atentados en Bombay prueban una vez más que el terrorismo islámico en particular y el Islam en general son el nuevo enemigo de nuestra cultura occidental. Afirmarlo otorga de forma inmediata la etiqueta de "racista" impuesta por los ideólogos progres, los inocentes de buena fe con aspiraciones a mártires y los idiotas sin remedio que, como bien dice el probervio ruso "pasean por el bosque y sólo ven leña para cortar".

Muchos de los ciudadanos de a pie, en especial los de las grandes ciudades, sufren a diario los problemas de la "multiculturalidad" mal integrada. Ellos no tienen voz en los medios ni se atreven a quejarse por el miedo al qué diran. Entre los que sí pueden -periodistas, políticos o miembros relevante de la sociedad- predomina lo políticamente correcto, la pulcritud ecológica en las palabras y la sostenibilidad del discurso. Es decir, la vacuidad.

El historiador británico Michael Burleigh no pertenece a esta cuadrilla. No busca el halago ni la complacencia del resto. Investiga, reflexiona y opina sobre el mundo que vivimos, advirtiendo desde hace años que Occidente, Europa concretamente, cierra los ojos ante los problemas que vienen y ya están entre nosotros, cediendo en todos los aspectos a las imposiciones de los musulmanes. La razón y el Islam no son compatibles, tapar el enfrentamiento con paños tibios en lugar de afrontarlo nos va a costar más caro y penoso a la larga. ¿No era Hitler un loco simpático a los ojos del resto del mundo en los años 30, cuyas amenazas sólo eran pataleos para hacerse notar? Lean a Burleigh, un estudioso de los motivos y el desarrollo del Terrorismo.