SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

viernes, 16 de enero de 2009

BROMAS PARA MORIRSE

Nuestro buen amigo Lupus nos envía esta broma, bastante pesada por cierto, que una televisión -supongo que brasileña o portuguesa- realizó en los alrededores de un cementerio. Con lo supersticiosa que es la gente ya se pueden imaginar las reacciones de esos santos inocentes. Me extraña que alguno no cayese fulminado por un infarto. Fíjense como reacciona el ser humano en momentos de alerta, porque lo razonable sería escapar en el sentido opuesto al de la moto -bueno, lo cierto es que alguno corría tanto que sería difícil atraparle- pero los nervios y el instinto de supervivencia nos hace tomar decisiones precipitadas.