SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 12 de febrero de 2009

FABRICANDO AL HUMANO PERFECTO


La búsqueda del ser humano perfecto -con la consecuente eliminación de los imperfectos en la mayoría de los casos- no ha sido una paranoia exclusiva del régimen nacional-socialista, o de científicos transtornados. Lean el extraordinario caso de la ferrolana Aurora Rodríguez Carballeira, mujer de la alta burguesía ferrolana del siglo XIX, marxista y feminista radical hasta el grado que a continuación comprobarán.

La motivación de su vida fue concebir a la mujer perfecta y la lider feminista del futuro, la abanderada de la nueva revolución. Las consecuencias del experimento son hoy estudiadas por los psiquiatras. Una vez más comprobamos que nuestra mente es capaz de las mayores locuras por cumplir un ideal. Un fin que puede convertirnos en un monstruo. El historiador, que tantas veces hemos recomendado, Hilario Fernández, realiza una breve semblanza de su vida en las páginas de El Correo Gallego.