SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 30 de abril de 2009

SUEÑOS (XII): MOACIR BARBOSA, CONDENADO A CADENA PERPETUA

30 de junio de 1950. Final del Mundial de Fútbol entre Brasil y Uruguay, en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante más de 200.000 espectadores, todos seguros de la victoria nacional. Minuto 79, el uruguayo Ghiggia golpea un balón, en apariencia sencillo, que el buen portero brasileño, Moacir Barbosa, no acierta a despejar.

Silencio sepulcral. Brasil pierde (1-2) y Barbosa es condenado de por vida por este error, denigrado a la categoría de maldito, junto a otros compañeros y al entrenador. Ni siquiera le permitieron en una ocasión, previa al Mundial de 1994, saludar a los jugadores de su país en una concentración. Llevaba la maldición en sus botas. "En mi país, la pena más alta por cualquier delito son 30 años. Hace 43 que yo pago por un delito que no cometí", dijo entonces. Y fueron 50, hasta su muerte. Fue el día en que un país entero lloró (y algunos hasta se suicidaron).




El Perfil: Moacir Barbosa Nascimento nació el 27 de marzo de 1921 en Campinas (Brasil) y murió el 8 de abril de 2000 en Santos, en la más absoluta pobreza. Se había retirado del fútbol en 1962.