SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 4 de junio de 2009

CATPEOPLE VUELVE A CASA (por Trinity)


“Somos da terriña e temos morriña”. Ultimamente mi amiga Lola ha tomado por banda esta frase que bien podríamos aplicar a este grupo. Afincados en Barcelona desde hace un tiempo, los vigueses Catpeople regresan a su ciudad natal para participar en los conciertos con los que la Sala Mondo está celebrando su primer aniversario. Tras pasar por su escenario artistas como Christina Rosenvinge o Coque Malla, el sábado 23 de mayo le tocó el turno a esta formación que con su segundo trabajo, “What´s the time Mr. Wolf?”, están consolidando un lugar propio en la escena indie nacional con un sonido nostálgico y contemporáneo a la vez.


Llamados en un primer momento “Isósceles” y “Magic Noise”, Catpeople toman su actual nombre de la película de Jacques Tourneur rodada en 1942, un filme de terror clásico con una misteriosa mujer pantera como protagonista. Una cinta de luces y sombras como la música que ellos nos proponen. Yo los he descubierto no hace mucho tiempo; en una de mis travesías por la red escuché por casualidad su sencillo”Sister” que me sedujo al instante y me provocó un interés voraz por saber de donde salía aquello. Mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que eran españoles y encima paisanos pues los situaba fuera de nuestras fronteras y allá por tierras anglosajonas. Su primer disco, “Reel#1”, está plagado de referencias a legendarias bandas de post punk como Interpol o Joy Division, mientras que este último cd me recuerda por momentos a Morrisey y The Smiths con algún toque a los Cure. Un puñado de buenas canciones, todas en inglés, que conjugan un sonido británico con la melancolía propia de los gallegos. “Goodbye Angel”, la ya mencionada “Sister” o “In silence” ( con la que estoy dando la turra a todo el que se me acerca) son temas perfectos para escuchar en los bares de moda, de cierto estilo eso sí… (nada de pafetos cutres de reaggeton y gasolina o antros con Operación Triunfo, Melendis o Ñoñas Dacontes por bandera).

Con muchas ganas, pues, nos fuimos de safari a Vigo a ver con que nos encontrábamos. De entrada, una sala a rebosar con un público de lo mas variopinto. Treinteañeros y algún cuarentón mezclados con una efervescente chavalería, en su mayoría femenina, que copaban las primeras filas. Mucha “malota” con labios rojos y leggins negros, piercings y tatuajes por doquier alternándose con ortodoncias de consulta privada y lenguas muy sueltas (de entre todas las lindezas que se escucharon lo mas light fué “el batería tiene cara de perro en celo”). Todo ello aderezado con un tufillo que nuestro olfato no asocia precisamente con tabaco. Underground total. La noche promete…


Con un poco de retraso y en medio de un achicharrante calor , Adrián Pérez (voz y guitarra), Javier Abalo (guitarra), Raúl Muñoz (guitarra y teclados), Iván Fernández (bajo), y Paco Iglesias (batería) salen a escena en medio de los aplausos y gritos de amigos y fans. Se nota que juegan en casa y el ambiente es cómodo y familiar. El sonido no destaca por su calidad pero la profunda voz de Adrián y su más que notable dicción en inglés enseguida consiguen que nos olvidemos de ello y disfrutemos con sus canciones. “Last chance”, “Sister”, “Radio”, “Pretty things”, “Party people”, “Goodbye Angel” y una version especial acústica de “Looks like dogs” hacen las delicias del público y, a pesar de ser un concierto de poco mas de una hora de duración, nos quedamos con la sensación de haber estado dos horas escuchándolos. Son un grupo con pose elegante y actitud sencilla , con un carismático cantante escondido tras unas gafas de Clark Kent que acrecentan su aire enigmático (aunque en honor a la verdad, todos los piropos de la noche , por llamarlos de alguna manera, se los llevó Paco). Les espera por delante un verano ajetreado con participaciones en festivales como el FIB y conciertos en salas francesas y alemanas. Podemos respirar tranquilos, tras el fiasco de Soraya nuestra representación en Europa está dignamente asegurada…

Para terminar os dejo con “Sister”, primer single de su segundo álbum. Un clip minimalista y sobrio pero adornado con la voluptuosa anatomía de Baby Pin-Up, modelo y “acróbata vaginal” (entre otras tantas proezas es capaz de sacar de su bisectriz hasta 5 metros de cuerda enrollada -glups!- o lanzar objetos a cierta distancia, pero esa historia mejor la contamos al terminar el horario infantil). Disfrutadlo.



www.myspace.com/catpeopletheband

Trinity