SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 18 de marzo de 2010

URTAIN ARROJÓ LA TOALLA


Pocos días antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de Barcelona, José Manuel Ibar Aspiazu (1943-1992) se arrojó desde el décimo piso de un edificio de la madrileña calle Fernán Caballero. Cierren los ojos y ábranlos veinte años antes, cuando su mánager arrojaba la toalla en el último intento por recobrar el título europeo del peso pesado de Boxeo. Se hacía llamar "Urtain", nombre del caserío de Guipúzcoa donde nació. Había sido aizkolari, levantador de pesas y yuntero. Su fortaleza encontró sitio en el ring, ganando 27 títulos seguidos antes del primer europeo, en 1970, que mantuvo a media España ante el televisor. Urtain sedujo al público por su bravura y orgullo, pero sólo mientras se mantuvo victorioso. A partir de 1972, su vida y carrera cayeron en picado. Sin estabilidad sentimental y económica, retirado del boxeo, e ignorado por los medios que antes le perseguían, Urtain se sumergió en una profunda depresión. Su cabeza optó por la peor decisión aquella madrugada del 21 de julio. Entonces eligió volar hacia la eternidad.

Publicado en La Región (16-07-2008)