SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 11 de mayo de 2010

TIM MONTGOMERY, CUIDADO CON LAS COMPAÑÍAS


"Mi madre siempre me dijo, ten cuidado con las compañías", declaró en una ocasión el velocista estadounidense Tim Montgomery (Gaffney, 1975). Practicó baloncesto y fútbol americano, pero su incontenible explosividad merecía una pista abierta. Sumen a estas condiciones una pizca de THG, indetectable entonces en los controles anti dopaje; otra de EPO y otra de Mondafinil. Los resultados fueron dos oros, uno mundialista y otro olímpico, más el alucinante récord de los 100 metros lisos, 9,78 segundos. Tocó el cielo en 2002. Era el hombre más rápido sobre la tierra, pareja de otra triunfadora velocista, la gacela Marion Jones, con quien compartía un niño. Pero, un día, ambos decidieron abandonar al prestigioso técnico, Trevor Graham, y éste se vengó de la forma más temible. Denunciando todo el entramado de dopaje sobre el cual sustentaban sus resultados. Montgomery cayó en 2005, siendo sancionado por dos años y retirados sus logros. Era atleta muerto. El escándalo además rompió su relación con Jones, la siguiente en caer. A partir de aquí, cuesta abajo en la rodada. En 2006 fue detenido, junto a 11 delincuentes más, involucrado en estafas bancarias. En 2008, por vender 100 gramos de heroína en el estado de Virginia. ¿Malas compañías? Tim parece galopar sin freno por el lado salvaje de la vida.

Publicado en La Región (08-09-2008)