SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

sábado, 17 de julio de 2010

LA TRISTE HISTORIA DE MIKE DUNCAN (O JEFFERSON)


Ésta es la triste historia de un niño canadiense llamado Michael Jefferson (Brampton, 1980) criado en una familia pudiente, pero irresponsable. A los 11 años de edad, su padre casi lo regaló al entrenador David Frost, para transformarle en una estrella del hockey sobre hielo, el deporte nacional. Frost pulió su estilo y condiciones naturales. Se convirtió en padre, representante, confidente, y lo llevó a la NBA del hockey, la NHL estadounidense. Jefferson se había separado tanto de su familia, que llegó a cambiar su apellido por Danton. El vacío sentimental de tantos años lo tapó con alcohol, antidepresivos y drogas. En 2004, en la cúspide de su carrera, fue detenido y condenado a casi ocho años de prisión por planear nada menos que el asesinato de Frost, con la ayuda de una universitaria y otra persona que resultó ser un confidente del FBI. ¿Motivos? Frost fue después acusado de abusos sexuales a siete menores, incluído un hermano de Danton. Sin embargo, Mike se negó a defender o acusar al polémico agente. ¿Venganza? ¿Dependencia emocional? Quizá se sepa en 2010, cuando Mike, Duncan o Jefferson, salga de la cárcel.

Publicado en La Región (13-10-2008)