SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

domingo, 22 de agosto de 2010

OIR, VER Y CALLAR (V)

LOCOS DE ATAR POR MARADONA



El siempre poco valorado Festival de Cine Independiente de Ourenseville nos mostró en dos sesiones los terroríficos efectos del fenómeno maradoniano en el cerebro de la gente, sin importar clase social. La película de Carlos Sorín cuenta el empeño de un fanático seguidor de la región de Misiones, dispuesto a recorrer el continente con una raíz de árbol sobre el lomo, como ofrenda a Diego Armando Maradona (por aquel tiempo hospitalizado debido a sus problemas con las drogas). Sólo así se explica la obsesión paranoica de un país por un auténtico ídolo de barro. Maradona sustituye a santos y vírgenes y apenas se nota el cambio en la devoción de los fieles.

Ficha técnica: "El camino de San Diego" (Argentina-España, 2006). Director: Carlos Sorín. 98 min.


EL SUFRIMIENTO, SU MEJOR AMIGO


Observe los ojos de Lance Armstrong durante algunos de sus ascensos victoriosos en el Tour. Fíjense en la cara de sufrimiento de quien estuvo a las puertas de la muerte. El ciclista estadounidense superó un cáncer de testículos, se recuperó para el deporte de elite y cumplió el sueño de ser padre.

Así lo cuenta en este libro, un ejemplo de superación e inspiración para los enfermos del cáncer, o también del alma. Hace siete años le auguraban unos meses de vida; ahora corre maratones (escrito antes de su regreso a la carretera). Cuando has visto la muerte tan cerca de tus pupilas, el sufrimiento se convierte en tu mejor amigo. Significa que sigues vivo.

Ficha técnica: "Lance Armstrong, mi vuelta a la vida". Autores: L. Armstrong y Sally Jenkins. Editorial RBA (Barcelona, 2000). 288 págs.


Publicado en La Región (13-11-2006).