SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 28 de septiembre de 2010

PETER BLAKE, UN "SIR" CONTRA LOS CORSARIOS


El neozelandés Peter Blake (1948-2001) comprobó un buen día que no daba el tipo para dedicarse al deporte nacional allí, el rugby. Entonces se dedicó a dar rienda suelta a su vocación marina, muy enraizada en la familia. Se convirtió en uno de los grandes navegantes de la historia, ganando todas las competiciones posibles, Copa América y Ocean Race incluidas, recibiendo el título de "Sir" en 1991. La vena competitiva cedió ante la filantrópica, aceptando en 2000 la petición de la viuda de Cousteau para realizar exploraciones y documentales sobre la naturaleza. El 6 de diciembre de 2001 ancló el "Seamaster" en Puerto Santana, en la Amazonia, donde hay riesgos peores que las fieras. Seis piratas del grupo "Ratas del agua" abordaron por la noeche el velero. Blake, cual noble capitán inglés del siglo XVII se resistió, siendo acribillado a balazos por los corsarios caribeños del siglo XXI. Seis almas perdidas, condenadas a 40 años de cárcel tras su detención, otorgaron la categoría de mito de los siete mares a Sir Peter Blake.