SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

viernes, 31 de diciembre de 2010

OÍR, VER Y CALLAR (X)


A BATAZOS POR AMOR


Considerada como una de las mejores películas de béisbol de todos los tiempos (sic) "Los Búfalos de Durham" recrea el ambiente en las llamadas "ligas menores", el escaparate para todos los que aspiran a jugar en la Major League; el cementerio de antiguas estrellas que no se resignan a retirarse.

El ex jugador Ron Shelton, uno de los cineastas más prolíficos en el ámbito deportivo, dirige una sencilla película, centrada en el duelo entre un viejo bateador, Kevin Costner, y un joven, Tim Robbins, por el amor de Susan Sarandon -que ya que estar desesperado-. En la vida real ganó Robbins, ya saben.

Ficha técnica: "Bull Durham / Los búfalos de Durham" (Estados Unidos, 1988). Dirigada por Ron Shelton. 104 min.


EL FÚTBOL ES ASÍ


Parece increíble, cuando Maldini no está viendo uno de los 90 partidos de fútbol que graba por semana -posee cinco antenas parabólicas en el tejado de su casa- incluso tiene tiempo para escribir un libro de anécdotas sobre el balompié, pues no iba a ser de natación. Alguna tan increíble como la de un equipo que alineó a dos porteros, cada uno manco de un brazo, para afrontar un partido.

Julio Maldonado, casado con la ex atleta Maite Zúñiga y habitual colaborador en los medios del grupo Prisa, está considerado el mayor especialista español sobre fútbol internacional, no es extraño. Un libro ameno y siempre sorprendente.

Ficha técnica: "De la naranja mecánica a la mano de Dios". Escrito por Julio Maldonado "Maldini". Editorial Planeta (Barcelona, 2006). 200 págs.

Publicado en La Región (18-12-06 y 08-01-07)

viernes, 24 de diciembre de 2010

UNITED 93


El 11 de septiembre de 2001 estaba a punto de comenzar mis prácticas de conducción en el autoescuela. Recuerdo perfectamente lo sucedido, comía mientras veía al mediodía el Telediario de Televisión Española, el de la eterna Ana Blanco. Parecía un sorprendente accidente de un aviador despistado, quizá de demasiada magnitud, empotrado contra una de las torres gemelas de New York. Podría ser una bomba. El impacto del segundo avión, visto en directo, me estremeció sobre la silla. Algo raro sucedía. No sabía qué. Pero era demasiado extraño pensar en dos aviones accidentados en el mismo lugar, en un día claro sobre Manhattan.

Fue el comienzo del más espantoso atentado terrorista de la Historia. Un momento que, desde luego, cambió el rumbo del planeta y desencadenó todo una serie de acontecimientos. Tuvimos el dudoso privilegio de vivirlo en directo, podremos contárselo a nuestros nietos. Así se escribe la Historia.

El impacto mundial fue tremendo. Pero nueve años después esta sociedad de consumo rápido, de carpe diem, parece haber olvidado lo sucedido. Muy al estilo occidental, nos encanta mirar al otro lado, huir de la realidad y evitar remediar los problemas que nos encontraremos en el futuro. (¿Qué escribir sobre el comportamiento de los españoles durante y después del 11-M? ¿No queríamos saber la verdad?).

Cuatro aviones secuestrados. Cuatro bombas aéreas sin necesidad de robar o trasladar armamento pesado. Un método tan ingenioso como vil que ningún sistema de defensa podría preveer ni evitar. Tengan en cuenta que al menos 5.000 aviones comerciales sobrevuelan los Estados Unidos cada hora. ¿Se puede impedir un atentado en la red ferroviaria española, o en la flota de autobuses urbanos? ¿Se pueden vigilar todos los transportes públicos de un país?

Cuatro aviones. Dos impactaron contra las torres gemelas de New York -imágenes que nadie olvidará ya- un tercero contra el Pentágono y el cuarto, el United 93, fue el único en fallar su objetivo, nada menos que el Capitolio.

¿Qué sucedió en aquel avión? La versión oficial dice que se estrelló en Shanksville, en el estado de Pennsilvania, debido al forjeceo entre los terroristas y los propios pasajeros del avión. Teorías más mundanas afirman que ni cayó en ese lugar ni fue por tal motivo, sino abatido por cazas estadounidenses. Vaya usted a saber. En mi opinión, los pasajeros fueron heroicos en cualquier caso. En el primer supuesto por obvios motivos. En el segundo, porque su sacrificio evitó una catástrofe mayor. Sí, hubiese sido una cruel y dura decisión la orden de derribar el United 93, pero lógica dadas las circunstancias. Estaba en juego la vida de millones de personas contra las 40 del aparato. Seguro que si mi familia estuviese allí no pensaría lo mismo, claro, pero un presidente de Estados Unidos debe dar prioridad al mayor número de vidas.



"United 93", la película que les recomiendo, se basa en la primera versión y reconstruye casi de forma documental lo sucedido en aquel vuelo, relacionándolo con los demás atentados del día más triste en la Historia de los Estados Unidos. No es, en absoluto, un panfleto favorable al gobierno. Desde el comienzo manifiesta la patente descoordinación entre la seguridad civil aérea y la militar en la gestión de la crisis, sin obviar que fue una amenaza sorprendente e impredecible para ambas. En base a esta evidencia, se argumenta que el ejército estadounidense tuvo constancia real del secuestro cuatro minutos después de su caída, los cazas más próximos al avión se encontraban a 100 millas ¡y desarmados! Volando sin un objetivo fijo ni una misión concreta.

El director, Paul Greengrass se basa en los informes oficiales y el testimonio de familiares de las víctimas y responsables del centro nacional de control aéreo para reconstruir lo sucedido aquel 11 de septiembre. Una auténtica lección de coraje de ciudadanos corrientes, quienes percatados de su terrible destino, decidieron hacer frente a los terroristas para tomar el avión, no sin antes despedirse de sus seres queridos.

Greengrass huye del estilo hollywoodiense e intenta explicar lo sucedido con un estilo pragmático, desde el momento en que los terroristas salen del hotel para cumplir su misión suicida. Tuvo la delicadeza de obligar a sus actores a entrevistarse con los familiares de las víctimas, además de ofrecer un pase privado ante ellas y recoger sus opiniones. Curiosamente, la película obtuvo más reconocimiento entre la crítica especializada que entre el público. Supongo, por pasada de moda. Merece la pena verla y no olvidarla nunca.

FELIZ NAVIDAD 2010


Queridos amigos, Feliz Navidad, paz y prosperidad para todos

miércoles, 22 de diciembre de 2010

SUEÑOS (XLVIII): CUANDO LA ESPAÑOLA LUCHA

31 de julio de 1992. Final olímpica de Judo en la categoría femenina de -56 kilos. Palau Blaugrana. La determinación de una mujer llamada Miriam Blasco propicia la primera medalla de Oro española en unos Juegos de verano, tras vencer a la británica Nicola Fairbrother. Miriam se había entrenado para este importante momento cual soldado espartano, junto a su inseparable técnico, Sergio Cardell.

Un mes antes de los Juegos, el entrenador fallecía en un accidente de moto. Hundida, a punto de abandonar, decidió apretar los dientes y competir en su recuerdo. Lo logró. Lágrimas y mirada al techo tras el triunfo, Miriam parecía buscar allí la cara de Cardell para decirle "lo hemos conseguido".



El perfil: Miriam Blasco nació el 12 de diciembre de 1983 en Valladolid. Reside en Alicante y fue senadora por el Partido Popular.

Publicado en La Región (22-10-2007)

lunes, 13 de diciembre de 2010

THURMAN MUNSON, LA MALDICIÓN DE LOS YANKEES


¿Creen ustedes en las meigas? El jugador de béisbol Thurman Lee Munson (1947-1979) era el capitan y lider del equipo de béisbol de Nueva York, los Yankees, uno de los más mitificados en Estados Unidos. Dos veces campeón de liga e implacable ganador, Munson mantenía a su mujer y tres hijos en su Akron natal. Por ello se había comprado una avioneta bimotor Cessna, descubriendo de forma inmediata la pasión por la aviación y un rápido medio para desplazarse y visitar a la familia. Una mañana de agosto, el orgullo de los Yankees se divertía en el aire con dos amigos, cuando perdió el control. El aeroplano se estrelló contra un árbol y cayó al suelo. Los acompañantes pudieron contarlo. Munson se fracturó la columna, razón por la cual no pudo salir del aparato a tiempo. Pereció en una cárcel de fuego, asfixiado por los gases, achicharrado por las llamas. Un terrible final. Entonces se convirtió en leyenda. Años después, los más proféticos recuerdan que otros dos jugadores, Jim Hardin (1991) y Cory Lidle (2006) pertenecieron a los Yankees y murieron pilotando sus propias avionetas. ¿Será la maldición de Munson o cosa de Meigas?


Publicado en La Región (29-12-2008)

sábado, 11 de diciembre de 2010

OÍR, VER Y CALLAR (IX)

UN TORO SUELTO EN EL RING



Apenas contiene 10 minutos de boxeo, pero está considerada como una de las grandes, sino la mejor, del género. "Toro Salvaje" sirvió como rehabilitación al tan genial como autodestructivo y acosado por la droga, Martin Scorsese. También como consagración de Robert de Niro entre el grupo de los grandes actores, capaz de engordar 27 kilos para interpretar la decadencia del boxeador Jake LaMotta.

Rodada en blanco y negro, bajo una atmósfera especial, "Toro Salvaje" se inspira en una conmovedora autobiografía del propio púgil -ya recomendada en esta sección- todo un torrente de emociones incontenibles, si bien la película se queda con una minúscula parte del libro. No se muera sin verla.

Ficha Técnica: Raging Bull / Toro Salvaje (Estados Unidos, 1980). Dirigida por Martin Scorsese. 128 minutos.


LOS REYES DE ORIENTE


El cómic inspirado en las vivencias de la selección española de Baloncesto bañada en Oro en el Mundial de Japón ha sido el tercer libro de no ficción más vendido durante la Navidad. Un encargo urgente y astuto por parte de la Federación Española, el cual un equipo de laboriosos dibujantes -Alfonso Salazar y Christian Suárez- terminaron en un tiempo récord.

Quizá por ello se resienta la calidad y no se exprima todo el jugo que podría ofrecer un trabajo paciente, con un margen prudente de tiempo para capturar un mayor número de matices. La realidad es que ha sido un éxito y rinde justo homenaje a un equipo sin parangón.

Ficha técnica: Big in Japan. Escrito por Luis Felipe Campuzano. Editorial FEB (Federación Española de Baloncesto). Madrid, 2006. 133 páginas.

Publicado en La Región (15-01-2007)

viernes, 10 de diciembre de 2010

Ramaz Kharshiladze vs. Kasuhiro Ninomiya (1976)

Kasuhiro Ninomiya es el tercero de los grandes campeones japoneses que dominaron el peso semipesado (-93 kg.) desde la mitad de los años sesenta a la mitad de los setenta. A diferencia de sus predecesores, Nobuyuki Sato (campeón mundial en 1967 y 1973) y Fumio Sasahara (campeón en 1969 y 1971), Ninomiya no fue campeón mundial en esta categoría; lo fue en la categoría open (la excelencia del judo) en 1973 y subcampeón, en la misma categoría, en 1975, por lo que el mérito es mayor.

Ninomiya se proclamó, además, campeón olímpico en el peso semipesado (-93 kg.) en Montreal 76, frente al soviético Ramaz Kharshiladze, después de este duro combate.



Rokudán

jueves, 9 de diciembre de 2010

KADOUR ZIANI, EL CIELO ES EL LÍMITE

Nunca ha jugado en un equipo federado. Su competición es contra sus propios límites. Kadour Ziani es un francés de ascendencia argelina, con una potencia de salto de 85 centímetros. Se gana la vida realizando exhibiciones de mates y bien podría presentarse a los concursos de la ACB o NBA. No desentonaría.

Comprueben sus cualidades. Dentro de su repertorio me sorprende la capacidad para realizar molinillos saltando por encima de varias personas. Algo nada sencillo cuando el objetivo consiste en alcanzar el aro sin partirse la crisma. El más difícil, en mi opinión, es el de machacar tras realizar una voltereta sobre su eje. Equilibrio, coordinación y piernas fuertes, si bien Kadour insiste en que su secreto reside en la mente. En no imponerse más límites que el cielo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

SUEÑOS (XLVII): LA FUERZA DE DOS ANCIANOS

3 de agosto de 1996. Juegos olímpicos de Atlanta. Intermedio de la final de baloncesto masculina entre las selecciones de Estados Unidos y Yugoslavia, en el Georgia Dome. Dos envejecidas figuras entran en la pista. Juan Antonio Samarach repone de forma simbólica a Muhammad Ali la medalla de oro ganada en la final de boxeo de los Juegos de Roma 1960, la cual el entonces Cassius Clay había arrojado al río Ohio tras sufrir un acto racista. (Hoy se sabe que no fue así, el propio Ali la creía perdida).

Mirada ausente, brazo tembloroso a consecuencia del Parkinson, Ali la recibe en la pista con una sonrisa infantil. Parece insensible, sin consciencia del hecho. De pronto, levanta un brazo, besa a Samaranch, la medalla, y se fotografía con ambos equipos. Últimos detalles de lucidez de un mito del deporte, premiado por otro gigante del movimiento olímpico. Ponen la carne de gallina.

(Pinchar AQUÍ para ver el momento).

El perfil: Muhammad Ali nació como Cassius Clay el 17 de enero de 1942, en Lousville (Estados Unidos). Comenzó a sufrir la enfermedad del Parkinson en 1981.

Publicado en La Región (15-10-2007)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

LOS AÑOS LOCOS DE WILL CARLING


Caballero de la Orden del Imperio Británico, William David Charles Carling (Bradford, 1965) nació en un ambiente privilegiado. Licenciado en Durham, teniente del ejército, a los 22 años fue el capitán más joven de "la Rosa", la selección inglesa de rugby, llevándola a tres títulos del Seis Naciones. Arrogante, capaz de llamar "viejos pedorros" a los directivos de su deporte, en 1995 sufrió durante un partido de la Copa del Mundo el atropello de un camión llamado John Lomu, el portentoso neozelandés le pasó literalmente por encima. ¿Una premonición? Ese año la prensa aireó su romance con la mismísima Lady Di. Un escándalo que suposo el divorcio de su esposa, la implacable presión de los tabloides británicos y un obligo retiro deportivo, en 1997. Después, la humillación pública de ser "uno más en la lista", agravado por la muerte de su madre por cáncer y otro escándalo por mantener un idilio con la ex de un compañero. "Fueron cinco años locos donde perdí la cabeza", confesó después el propio Carling. Nunca se había visto en semejante melé. En apenas un año pasó de héroe a villano nacional. Una muy dura cura de humildad para un joven de noble cuna.

Publicado en La Región (15-12-2008)