SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 31 de mayo de 2011

Boris Mischenko vs Isao Okano (Japan vs Soviet Union, 1967)


Boris Mischenko era un estimable judoka, procedente de la lucha sambo y perteneciente a la primera época en que la Unión Soviética entra en las competiciones internacionales.
No tiene un gran palmarés, nunca fue campeón de Europa (una medalla de plata y dos de bronce), ni tiene medallas en los campeonatos del mundo pero eso no fue inconveniente para batir a uno de los grandes de la historia del judo, Isao Okano, (campeón olímpico y mundial en el peso medio- cuando solo había tres categorías de peso- y doble campeón del Japón de todas las categorías), en el encuentro Unión Soviética –Japón celebrado en Tokio en 1967.

En este combate Mischenko sorprende al gran Okano, y le aplica un espectacular juji-gatame que le obliga al abandono. Con esta victoria su nombre ya no quedaría sepultado entre los de cientos de buenos judokas, algunos excepcionales, que no tuvieron, como él, la fortuna de ganarle a uno de los grandes iconos del judo de todos los tiempos.

Boris Mischenko was a good judoka, from the fight sambo. He belongs to the first time when the Soviet Union participates in international competitions. Mischenko never been champion of Europe (a silver medal and two bronze). He has not medals at the world championships but that was no problem to beat one of the best in the judo´s history, Isao Okano, in the Soviet Union-Japan meeting (1967, Tokyo). Okano was an olympic and world champion at middleweight (when there were only three weight classes). Okano also was double all categorías Japan´s champion.

In this battle, Mischenko surprises Okano with a spectacular Juji-gatame. With this victory, his name will not be forgotten, as others haven´t lucky enough to beat one of all times judo icons.

Rokudán.