SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 28 de septiembre de 2011

PARTIDOS LEGENDARIOS / CLASSICS GAMES: 1982 NCAA FINAL North Carolina vs Georgetown


La Liga Universitaria de Estados Unidos -que aquí conocemos como NCAA, si bien esta denominación abarca todo el programa deportivo de los College- fue una competición de auténtico culto y repercusión en España hasta mediada la década de los noventa. El potencial de sus jugadores era tal que una selección de los mejores bastaba para competir contra los profesionales del resto del mundo. Hasta que la URSS primero y Yugoslavia después terminaron con este dominio.

En el año 1982 dos prometedores equipos alcanzaron la final en el majestuoso Superdome de New Orleans. El North Carolina del eterno Dean Smith y el Georgetown de John Thompson y su sempiterna toalla sobre el hombro. Lean los nombres de algunos jugadores: Jordan, Whorthy y Sam Perkins por parte de los talones de alquitrán; Pat Ewing o Eric sleepy Floyd por los Hoyas. Impresionante ¿pero quién se acuerda hoy de Eric Smith, Fred Brown, Mike Hancock, Matt Doherty, Ed Spriggs o del leñador Chris Brust? La gloria sólo está reservada a unos pocos elegidos. Ni siquiera el base titular de Carolina del Norte, Jimmy Black -presentado en la CBS como el mejor de la nación y pieza clave en su equipo- pudo establecerse en la NBA. Muchas carreras se han perdido por el camino.

Vamos al partido. Ambiente excepcional entre los 55.000 espectadores, como corresponde a una Final Four, nervios a flor de piel y dos equipos en pleno derroche físico. Recuerden que entonces no existía la línea de tres puntos y no había posesión -se instauraron los 45 segundos en 1985, si mis datos no fallan-, por ello el juego se ralentiza en algunas posesiones y la mayor parte de los tiros se intentan cerca del aro. Es curioso ver cómo los jugadores rehúyen tiros muy claros que hoy ni siquiera serían triples. El efecto psicológico.


Georgetown comienza más a tope si cabe, desarrollando una zona presionante -tan de moda en aquella época- anotando al contragolpe y apoyándose sobre un excitado Pat Ewing, a quien invalidan ¡seis tapones! por intervenir en trayectoria descendente.

Ewing se sienta para descansar con 18-16 a favor de su equipo. Entonces toma el mando el lider de North Carolina. No, no es Michael Jordan, todavía en su primer año universitario. Es un impresionante James Whorthy, autor de 16 puntos en 15 minutos, culminados con una espectacular acción en la que machaca un rebote a una mano. La primera parte concluye con 31-32 a favor de sureños, gracias a dos tiros libres del siempre sobrio y fiable Sam Perkins.

Poco cambia la cosa en la segunda. Duelo no directo entre Whorthy y Ewing, cuyo resultado es una exhibición del primero, con mates por encima de sus defensores. North Carolina tomará la delantera de forma gradual, gracias a su empuje en el rebote ofensivo -Jordan- y al acierto en los tiros libres.

Pero continúa la igualdad y tiene que haber un ganador. A falta de 32 segundos, Eric Floyd -conocido como "sleepy" por su cara de aparente dormilón- anota una magnífica canasta, 62-61, acercando el título a Georgetown. Posesión para Carolina del Norte y momento para la historia. Jordan recibe la pelota en un lateral y marca un bonito tiro en suspensión, 62-63.

¿Una muestra de la valentía del futuro mito? Sí, pero a la vez un gravísimo error porque Jordan lanzó a 14 segundos del final, cuando su equipo pretendía agotar la posesión. Es decir, regaló a Georgetown la oportunidad de intentar un último tiro y ganar la final. Ojo a este detalle.

Por suerta para el novato, Georgetown cometerá un error peor. Eric Smith confunde a un palomero Whorthy con un compañero de equipo y le entrega la pelota. Terrible palo para el escolta, pues se habló de su equivocación tanto o más que de la canasta de Jordan. No termina aquí la cosa. Whorthy recibe una falta con unos segundos por disputar. El alero prefirió recibirla antes de pasar la pelota a Jordan, que llegaba con vía libre hacia el aro. (Indico este detalle porque siempre se comentó sobre la mala relación entre ambos, originada en la etapa universitaria).

Whorthy lanza en plena euforia y ¡falla! los dos tiros libres, pero Georgetown no acierta con un tiro desesperado a dos segundos. Victoria y título para Carolina del Norte. Un partido no excesivamente brillante, quizá decepcione a algunos, pero hoy considerado de culto entre los amantes del baloncesto. Por la relevancia de sus protagonistas y aquel mágico enceste de Jordan.




Everybody remember the 1982 NCAA men basketball final by the Jordan´s shot. It was an electric game with future NBA players: Pat Ewing, James Whorthy, Sam Perkins and Eric Sleepy Floyd. Whorthy was a MVP for a inspirate night in New Orleans Superdome but everybody remember the final by Jordan´s shot. His shot wasn´t the decisive, because Georgetown had a last oportunity with 14 seconds. A Eric Smith terrible mistake gave the victory to North Carolina.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

TERAPIA DE PAREJA (por el malvado Vellido Dolfos)


Noche de gala en la pantalla amiga. Dos pesos pesados en el ring. A un lado, con bigote y pantalón hasta el sobaquillo -sin móvil en el cinturón- Julián Muñoz, alias el "Cachuli". En la otra esquina, con permanente, Maite Zaldívar alias "la señora de las bolsas de basura". En su momento, Rey y Reina consorte de la corrupción malagueña, hasta que el alcalde cayó prendado hasta las trancas de Isabel Pantoja.

Cualquier ciudadano decente pensaría que ambos estarían de vacaciones en algún penal. Pues no, haciendo bolos por la cadena más alegre en prime time. Y es que la ocasión lo merecía. La Zaldívar y el Julián ajustando cuentas sobre su matrimonio ante toda España, con la inestimable ayuda de varios colaboradores de excelsa calidad. Una terapia de pareja en toda regla, sazonada con los aplausos de un público borreguil que sólo merece cuatro años más de Zapatero y otro de Chiquilicuatre en Eurovisión.

Una vez más, Telecinco baja el listón hasta cotas que parecían imposibles hace sólo un año, excavando en el subsuelo de la estulticia. No es fácil, no. No es nada sencillo superar el nivel ya de por sí repugnante de la casa. Gran Hermano se está quedando ya anticuado, demasiado serio.

Las interpretaciones publicitarias de Marc Gasol -véase el anuncio de Caser- no le darán el Emmy. Desde el vídeo de un Nadal entumecido con Shakira no se conocía nada parecido.

Estamos probando estos productos reafirmantes y de baba de caracol y Somatoline cosmetic y el tal y cual y nada. Debemos de ser ese 1 de cada 10 al que no le funciona ningún producto. O igual no dimos con esos 9 de cada 10 médicos que lo recomiendan.


CINEFOBIA

DUNE
Siguiendo la estela de "El Retorno del Jedi" y basada en un libro de gran éxito se presentó esta producción con fracaso en taquilla y hoy muy bien valorada. La verdad es que Dune distrae por su peculiar atmósfera, que no es precisamente agradable, pero el argumento y el desarrollo es flojo, flojito -quizá porque el metraje original de David Lynch fue de 8 horas y se le redujo a poco más de dos- con unos efectos especiales que no resisten el paso del tiempo. Sumando las consabidas idas de olla de Lynch -quien puede ser genial o fatal según la película- no será extraño que sus párpados experimenten un paulatino y gradual descenso a medida que avance esta película, a medio hacer en sus partes más importantes. Un ni fú ni fá más próximo al puturrú de fuá. No merece un sitio en su videoteca por mucho que su amigo el puretas le intente convencer de que es una película de culto y tal.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

EL INFIERNO EN LA TIERRA / HELL ON EARTH

El hombre, ese ser capaz de la excelencia y la mezquindad en grado extremo. Del amor más profundo y del odio irreconciliable. Nuestra Historia es la historia de las más grandes y portentosas hazañas y, a la vez, de los actos más terribles. Forma parte de nuestra naturaleza. Son instintos inscritos en nuestro código génetico, por mucho que la ciencia, la razón y el progreso mejore nuestro bienestar cada año. De lo contrario ¿cómo se entiende que dos de las naciones más cultas y desarrolladas en el siglo XX, Alemania y Japón, se embarcasen en una locura imperialista y racista de tal calibre?

"Apocalypse" es el relato de uno de los momentos más vergozonsos -y a la vez más admirables- en la historia de la Humanidad, la II Guerra Mundial. La contienda que costó 50 millones de muertos y una destrucción nunca antes conocida, abriendo a su término una nueva era en la, por llamarlo de alguna forma, civilización. Una serie excelente, magnífica guía para adentrarse en los cinco años más determinantes del aquel siglo.

La recomiendo encarecidamente a todos aquellos que sientan curiosidad por el mundo que les rodea. "Apocalypse", serie de seis capítulos con imágenes de la época coloreadas y tratadas, es la historia que nunca debemos olvidar porque, parafraseando a Winston Churchill a mi manera: "nunca tantos millones de personas que hoy pisamos este planeta debemos tanto a todos los que sufrieron aquel infierno". No se la pierdan, por favor.



"Apocalypse" is a documentary series on Second World War, the most important event of the twentieth century. A good job to know the characters, battles and people who suffer a hell on earth. I recommend you see this excellent documentary.

MÚSICA, SIN MÁS / ONLY MUSIC (CX): GRANDÍSIMO ANTONIO VEGA

lunes, 12 de septiembre de 2011

Yoshiyuki Matsuoka vs Thierry Rey (1982 Jigoro Kano Cup)

Cuando se creó la categoría de superligero (-60 kg.) y se pasó de cinco a siete pesos en las competiciones de judo, el francés Thierry Rey, fue el primero que consiguió ser campeón mundial (Paris 1979) y olímpico (Moscu 1980) en este peso. Esta hazaña solo la repetiría, años más tarde, su compatriota David Douillet, en el peso pesado, por lo cual son los únicos judokas de su país, en categoría masculina, que tienen la doble condición de campeón mundial y olímpico.

En este combate eliminatorio de la Copa Kano de 1982, se enfrenta a Yoshiyuki Matsuoka, que más tarde sería subcampeón mundial (1983) y campeón olímpico (Los Ángeles 84). Rey le aplica al japonés este espectacular uchi-mata, y lo proyecta de cabeza estando a punto de dejarlo fuera de combate; no obstante, Matsuoka se sobrepuso a esta tremenda caída en picado y al final resultó vencedor.


Thierry Rey was the first french lightweight that won the Worldchampionship (Paris 1979) and the Olympic Games (Moscow 1980). His compatriot David Douillet repeated at heavyweight. They are the only French judokas with the double condition of world and Olympic champions.

In this round of the Kano Cup 1982, Rey fight against Yoshiyuki Matsuoka. The Japanese will be Olympic champion in Los Angeles 84. A spectacular Rey uchi-mata nearly k.o. the Japanese, but Matsuoka back to win the battle.

Rokudán

viernes, 9 de septiembre de 2011

SUEÑOS (LX): DESCANSA EN PAZ, IVANISEVIC / DREAMS (LX): REST IN PEACE, IVANISEVIC

9 de julio de 2001. Final del torneo de Wimbledon, en Londres. Compiten el croata Goran Ivanisevic contra el australiano Patrick Rafter. Lo había prometido. Goran había dicho que iba a ganar Wimbledon en recuerdo de su compatriota e ídolo, el baloncestista fallecido en 1993, Drazen Petrovic. Pero Ivanisevic ya había perdido en las ediciones de 1992, 1994 y 1998.

Estaba deprimido, se sentía acabado, con un hombro destrozado para la práctica del tenis. Figuraba en el puesto 125 del ránking ATP. La organización le invitó a participar casi por pena. Esta vez sacó lo mejor de sí mismo. Superó todas las eliminatorias y, en la final, levantó un set casi perdido. Invocó al cielo, lloró. "Drazen, si me ves, descansa en paz". Goran también pudo hacerlo al fin.

Perfil: Goran Simun Ivanisevic nació el 13 de septiembre de 1971 en Split (Croacia). Tras varias reapariciones se retiró en el año 2005.



July 9, 2001. Final Wimbledon tennis tournament in London. Croatian Goran Ivanisevic compete against the Australian Patrick Rafter. Goran had promised he would win Wimbledon in memory of his compatriot and idol, the basketball player Drazen Petrovic, who died in 1993. But Ivanisevic had lost in the editions of 1992, 1994 and 1998.

He was depressed and had an injured shoulder. He was 125 in the ATP ranking and the organization was invited to participate. This time Goran surprised everyone. He won all the previous games and at the final, he struggled to recover a lost match. Then he looked to heaven and cried. "Drazen, if you see me, rest in peace". Goran also felt peace.

Profile: Goran Simun Ivanisevic was born on September 13, 1971 in Split (Croatia). He retired in 2005.

Publicado en La Región (11-02-2008).

jueves, 8 de septiembre de 2011

EL MAYOR BARCO CONTAINER DEL MUNDO / WORLD´S BIGGEST CONTAINER SHIP

El Emma Maersk es el barco de contenedores más largo y grande del mundo. No cabe en los canales de Suez y Panamá y sólo realiza viajes transoceánicos. Une China y Estados Unidos en sólo cuatro días. Costó 145 millones de dólares, carga 15.000 contenedores y sólo requiere 13 empleados para su funcionamiento. Es como llevar un catamarán.

lunes, 5 de septiembre de 2011

MUEHLEGG, DE "JUANITO" A JOHANN / MUEHLEGG, "JUANITO" TO JOHANN


Es la historia más triste del deporte de invierno español. Johann Muehlegg (Marktoberdorf, 1970) era un buen fondista alemán, obsesionado por las Meigas. Su vida cambió tras conocer a la santera lusa Justina Agostinho. Desde 1993, esta gurú y su hermano Martin, dirigieron la carrera y su cabeza. Johann se transformó , se divorció en 1995 y abandonó la selección alemana. Fervoroso creyente, aseguró que alguien practicaba magia negra en su contra. La Federación Española lo nacionalizó y cedió a todas sus exigencias, entre las cuales destacaba la de entrenarse por cuenta propia en un búnker personal. En los Juegos de 2002 ganó tres medallas. Entonces, los medios de comunicación, el público, los políticos e incluso el Rey lo bautizaron como "Juanito", un español más aunque hablaba con dificultad la lengua. En unas horas, se descubrió un dopaje por Darbepoetia. Entonces le retiraron las medallas, el honor y el cariño. De nuevo era Johann, el alemán, el extranjero. Sancionado por dos años, se retiró sin retractarse de sus trampas. Una semana de gloria conllevó una maldición perpétua.

This is the saddest story of the Spanish winter sport. Johann Muehlegg (Marktoberdorf, 1970) was a good skier German. His life changed after meeting the Lusa santera Justina Agostinho. Since 1993, Agostinho and his brother Martin, led his career and head. Johann divorced in 1995 and left germany team. He said that someone was practicing black magic against him. The Spanish Federation nationality gave him and allowed him to train alone in a bunker. In 2002 Olympic games he winning three medals. The media, the public, politicians and the spain King Juan Carlos named him as "Johnny." Hours later, he was banned for doping Darbepoetia. The International Federation removed his medals, honor and affection. Now Johann was the German again. He was banned for two years, he retired without retracting his traps. One week of glory and a perpetual curse.

Publicado en La Región (20-04-2009).

MÚSICA, SIN MÁS / ONLY MUSIC (CIX): THE CARDIGANS

jueves, 1 de septiembre de 2011

DOS PELÍCULAS INTEMPORALES

Dos películas, una clásica y otra reciente. Cine sin grandes artificios pero con mucho contenido. Cine por el que no pasa ni pasará el tiempo, porque tratan temas universales.

"El crepúsculo de los dioses" (Sunset Boulevard) en esencia significa la decadencia de una actriz estadounidense, estrella del cine mudo y relegada al olvido en la era del sonido. El pasado fue tan glorioso que no es capaz de recuperarse, viviendo en una nube permanente, inmersa en una atmósfera de fantasía mientras el mundo real se desmorona a su alrededor.

Esa burbuja tan característica de actores, artistas en general, deportistas, políticos o figuras de relevancia social. Un día tocaron el cielo y se convirtieron en dioses, incapaces ya de regresar a la mortalidad cuando se apagó la buena estrella. Si además se asocia a un guionista acosado por los acreedores y con la imperiosa necesidad de dinero, la mezcla resulta explosiva. Una película excepcional con actores excepcionales. (Me gusta especialmente la escena en la piscina que también aparece en el trailer).



"En busca de la felicidad" (The pursuit of happyness) nos traslada al Estados Unidos de la recesión económica -no me refiero al actual, sino al de comienzos de los años 80, cuando Ronald Reagan accede al poder- donde un voluntarioso autónomo llamado Chris Gardner sufre todo tipo de penurias en la ciudad de San Francisco: la mujer le abandona, su negocio es una ruina, le echan de su casa, tiene a un hijo de cinco años a su cargo... Una sucesión de desgracias que hundirían al más optimista.

Cuando uno está en el fango, tiene dos opciones: reborzarse, llorar y culpar al gobierno -reacción muy humana-; o apretar los dientes, llorar en los baños del metro con el niño dormido en el regazo e intentar salir adelante. Sin duda, el camino más difícil. Gardner (interpretado por Will Smith) es una persona con ingenio, ilusión y una inquebrantable fuerza de espíritu para seguir adelante. Después, las cosas podrán salir bien o mal. Nadie le podrá achacar que puso todo de su parte.


Una película bonita. Se agradece el comedido papel del niño, ya que aborrezco esos melodramas con cuellicorto cursi y bobalicón. La moraleja me parece magnífica para los tiempos que corren. La vida nunca fue ni será fácil pero cruzarse de brazos y quejarse no es la solución.

Two films, one classical and one today. Films without special effects spectacular but good argument. Film without expiration date, because it tells universal themes.

"Sunset Boulevard" is a magnificent film about the decline of a Hollywood star, who lives in an imaginary world. It is a common problem for actors, artists, athletes or politicians.

"The Pursuit of Happyness" was inspired by a true story of a man who lost almost everything (wife, car, house, job...) but he will fight to improve his life and his son´s future.

Two films that I recommend to see.