SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 14 de agosto de 2012

MÁS RÁPIDO, USAIN BOLT


Jueves santo en el estadio olímpico de Londres. Bolt y sus secuaces reafirmaron la dictadura jamaicana en la velocidad, mientras el ‘masai’ David Rudisha batió el récord mundial en los 800, con siete rivales superando su marca personal. 

Usai Bolt es un fenómeno sin techo conocido. Puro talento en un cuerpo privilegiado para la carrera. Seguro que le sobra alguna que otra payasada y cierto desdén en los últimos metros porque, o mucho me engaño, o creo que se volvió a dejar llevar cerca de la meta. Ganó con claridad, tapó bocas, se lo pasó en grande y ya está. Una actitud incomprensible, porque no concibo un deportista que no se intente superar en cada ocasión, más en unos Juegos. 

Quizá le falte motivación y no le entusiasme competir contra el crono. Sería muy interesante y beneficioso para el atletismo que su compatriota Blake u otro rival, progrese hasta el punto de igualarle y obligarle a recurrir a esa reserva especial que, intuyo, posee este hijo del huracán. La competencia nos hace mejorar. El problema de Bolt hoy es que no la tiene. 

Publicado en La Región (11-VIII-2012)