SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 26 de diciembre de 2012

JOHN AKII-BUA, CUESTIÓN DE SUPERVIVENCIA /JOHN AKII-BUA, MATTER OF SURVIVAL


La foto besando la medalla de Oro de los 400 metros vallas en Munich 1972, con los colores de Uganda en la frente, son un icono de los Juegos Olímpicos. El atleta John Akii-Bua (1950-1997) había sorprendido al mundo a los 22 años. Pertenecía a la etnia ‘Langi’, era uno de los 49 hijos de una de las ocho mujeres de un patriarca. Su triunfo y la repercusión mundial en Munich sirvió de tenue manto de protección contra el dictador Idi Amin, asesino de unos 300.000 ugandeses, entre ellos varios familiares. Akii-Bua no pudo defender su título ante Edwin Moses en un duelo que prometía ser memorable, por el boicot africano a Montreal 1976. En 1979, las tropas de Tanzania invadieron su caótico país y él pudo escapar a Kenia, aunque perdió un hijo en la desesperada huida. Sobrevivió allí en un campo de concentración, hasta que un periodista lo descubrió, hecho un guiñapo. El dueño de la marca deportiva ‘Puma’, conmovido por la historia, lo acogió en Alemania. Llegó a participar en los juegos de Moscú 1980 y Los Angeles 1984, pero ya no era el mismo. Había empleado su naturaleza privilegiada y toda su energía en sobrevivir. Regresó y pudo morir en su país, a los 46 años por una cirrosis. Dejó una prole de 11 hijos.

Publicado en La Región (26-10-2009)


John Akii-Bua (1950-1997) was a 1972 Munich´s surprise, where he won the gold medal in 400 hurdles meters. He was born in Uganda, in ‘Langi’ ethnic. He was one of the 49 children of a patriarch in a crazy country. Idi Amin dominated with blood and cruelty, and murdered 300.000 people. Akii-Bua can´t competed in 1976 Montreal because the African boicot. In 1979 Tanzania invaded Uganda and the athlete escaped to Kenia without a murdered son. He survived in a concentration camp until a journalist discovered him. The ‘Puma’ owner rescued him in Alemania. Akii-Bua competed in 1980 Moscú and 1984 Los Angeles Olympic games, but he wasn´t the best runner. He was spent all his energy in survive. He returned and died in his country, to 46 years old. He had 11 children.