SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 24 de abril de 2013

LA MONTAÑA ENGULLÓ A KARL UNTERKIRCHER / THE MOUNTAIN ATE TO KARL UNTERKIRCHER



“No me puedo concentrar. Mi mente está fija en esa pared”, se repetía una y otra vez el alpinista italiano Kart Unterkircher (1970-2008) antes de afrontar la ‘Rakhiot’, la cara más temible del ‘Nanga Parbat’, un ochomil de Pakistán. Allí se la conoce como la ‘montaña del diablo’, porque se ha tragado a 65 de los 294 que lo intentaron. Un nuevo reto para el escalador más puro y prometedor de los últimos años, capaz de coronar sin oxígeno el Everest y el K2 en apenas dos meses y medio. De abrir nuevas vías y atacar las montañas por donde nadie se atrevía. Allí estaba Kart, a 6.400 metros de altura, sobre un témpano de hielo. El suelo cedió bajo sus pies y el ‘Nanga Parbat’ lo engulló, tras 400 metros de caída. Sus compañeros, Kherer y Nones, sólo pudieron recuperar su teléfono móvil, dando gracias por salir vivos del intento. Así terminó la leyenda que Kart Unterkircher estaba escribiendo. Con una sencilla cruz, en la falda de la montaña que quiso guardarlo en su vientre para siempre.

Publicado en La Región (16-11-2009)


“I´m excited. My head only think in this mountain”, The italian mountaineer Karl Unterkircher (1970-2008) only repeated these words before the ‘Rakhiot’ ascent. The ‘Rakhiot’ is in the ‘Nanga Parbat’ (Pakistan). 65 of 294 mountaineers died in ‘devin´s mountain’. Karl fell to the abysm, at a height of 6.400 meters. His companions, Kherer and Nones, only rescued his phone. There finished the Karl legend, in the ‘devin´s mountain’.