SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 29 de abril de 2014

'CHARLIE WILSON´S WAR', CAMBIAR EL MUNDO PARA MEJOR, O PEOR

"A un joven le regalaron un caballo al cumplir los 14 años. Todos en su aldea dijeron que era una maravilla, mientras el maestro zen dijo 'Ya se verá'. Dos años después se rompió una pierna al caer del caballo. Todos en la aldea dijeron que era una desgracia, mientras el maestro zen dijo 'Ya se verá'. Entonces estalló una guerra y todos los chicos fueron movilizados al frente, menos el que tenía la pierna destrozada. Todos dijeron que era una suerte. El maestro zen repitió 'Ya se verá'. 

Este cuento que el agente especial de la CIA Gust Avrakotos -un genial Philip Seymor Hoffman- relata al congresista Charlie Wilson -Tom Hanks- es el resumen de esta gamberra, entretenida, divertida y sentimental película sobre la intervención estadounidense en el Afganistán ocupado por la URSS (1979-1989) en la última etapa de la llamada Guerra fría. Wilson, fallecido en 2010 era un político juerguista y etílico que encontró en el lejano conflicto un aliciente especial en su vida, implicándose junto a un grupo especial de la agencia secreta estadounidense en la derrota comunista como pocas veces hizo en su Texas. Como su título indica, fue casi 'La guerra de Charlie Wilson' (Charlie Wilson´s war).

Wilson logró su objetivo y fue condecorado. Pero lo que vino después -dictadura islámica talibán, proceso bien reflejado en otra buena película, 'The Kite runner' (Cometas en el cielo); Ben Laden y su banda, atentados del 11-S, intervención estadounidense...- podrían hacer dudar a cualquiera sobre los beneficios para Estados Unidos de aquella ayuda al pueblo afgano. 'Ya se verá'.