SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 9 de agosto de 2011

SERGIO MARRERO, DROGADICTO POR 30 MILLONES / SERGIO MARRERO, 30 MILLION ADDICT


Contaba 14 años cuando sus padres, un humildísimo matrimonio del barrio de la Isleta, lo presentaron ante el ex futbolista López Socas, con el firme propósito de enderezarlo. Había pegado al anterior entrenador. Sergio Marrero Barrios (1967, Las Palmas de Gran Canaria) talento puro con el balón en los pies, peligro permanente con el dinero entre sus manos. Alcanzó la Primera división cuatro años después, convertido ya en heroinómano. Un gran partido contra el Real Madrid lo catapultó a la fama. El Atlético lo fichó en 1988, por 30 millones de pesetas. "Le endilgué un drogadicto a Jesús Gil", se jactó el presidente del Las Palmas. Casado y con dos hijos, Madrid lo mató. No hubo desintoxicación posible ni apoyo familiar o económico que lo pudiese rescatar. Regresó a casa, sin nada ni nadie. Vagó por las calles, pinchándose a la luz de las farolas. En 1999, fue detenido por atracar un bar. Este año fue encarcelado por venta de "crack", la droga que redujo a despojo a un talento en bruto.

He was 14 when his parents, a humble neighborhood of Isleta marriage, presented before ex-footballer Lee Socas with the firm intention to straighten him. He had beaten his former coach. Sergio Marrero Barrios (1967, Las Palmas de Gran Canaria) pure talent with the ball at his feet, pure danger to money in his hands. He played in the spanish Premier League four years later, but he was already a heroin addict. A great game against Real Madrid made him famous. 1988 Atletico Madrid signed him for 30 million pesetas. "I have sold a drug to Jesus Gil (Atletico´s president)" boasted Las Palma´s president. Married with two children, Madrid killed him. Nobody and nothing could rescue he. He returned home without anything or anyone. He wandered the streets, shooting up under the streetlights. 1999, he was arrested for robbing a pub. This year Sergio was jailed for "crack" sale, the drug that turned him into a corpse.

Publicado en La Región (06-04-2009).