SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

sábado, 24 de marzo de 2012

LEON SMITH, UN CACHORRO PERDIDO ENTRE LA JUNGLA / LEON SMITH, A LOST PUPPY IN THE JUNGLE


En la década de los noventa, los equipos de la liga de baloncesto NBA estadounidense quisieron adelantarse al futuro de manera frenética, fichando en los institutos a los próximos mitos. Así llegaron los Kobe Bryant, Kevin Garnett o Lebron James, auténticos talentos precoces. Pero muchos otros se perdieron por el camino. Leon Smith (Chicago, 1980) era la estrella del Instituto Martin Luther King. Internado en centros sociales y reformatorios desde los cinco años, casi analfabeto e indisciplinado por naturaleza. Smith prefirió elegir el dinero y la gloria de la todopoderosa NBA -1,4 millones de dólares- a la formación en la Universidad mediante una beca deportiva, el paso natural para una persona inmadura. Sin preparación para un mundo despiadado, Leon cayó en todos los vicios, llegando a perder el juicio en apenas unos meses. En 2000, deprimido y en profunda soledad, provocó varios altercados públicos y fue detenido por acosar a su ex novia del instituto. En plena catarsis, llegó a ingerir 250 pastillas para suicidarse. Al final fue internado en un centro psiquiátrico. Su carrera en la NBA se redujo a 15 partidos, y su caso particular fue tomado como ejemplo para cambiar estas prácticas e imponer un período mínimo de madurez para todos los jugadores en Estados Unidos. Perdida la oportunidad de su vida, Leon sigue vivo y juega hoy lejos de los grandes focos para los que parecía predestinado.

Publicado en La Región (01-06-2009)

In the 1990s, the American NBA Basketball League teams wanted to anticipate the future and looked in colleges to next myths. Kobe Bryant, Kevin Garnett and Lebron James, were happy cases. But many others were lost along the way. Leon Smith (Chicago, 1980) was the Martin Luther King star´s Institute. But he was interned reformatory school from the five years, and he was almost illiterate and undisciplined. Smith chose the money and the glory of the NBA league -$1.4 million - and not the University preparation. Unprepared for a hard world, Leon fell in all the vices and became crazy in a few months. In 2000, depressed, he led several public battles and he was arrested for harassing his institute girlfriend. One day he took 250 pills to commit suicide. He was interned at a psychiatric Center. His NBA career were 15 matches, and his case was the example to change these practices and impose a minimum period for all the young players of United States. Leon lost the chance of a lifetime, but he is alive and now plays basketball.