SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 9 de abril de 2013

DOS PELÍCULAS QUE NO DEJAN INDIFERENTE A NADIE



THE ROAD, CUANDO VIVIR ES UNA TORTURA

‘The Road’ es una película angustiosa. Un padre y su hijo, supervivientes en un mundo apocalíptico intentan desplazarse hacia el sur, hacia la costa, en busca de un futuro incierto, quizá no mejor pero sí diferente al infierno que sufren. Porque la Tierra se ha convertido en un campo árido, inerte, bajo una atmósfera gris, con tormentas, terremotos e incendios continuos.

En estas duras condiciones impera la selección natural. Sólo los más fuertes sobreviven, los más duros, los menos escrupulosos y humanos, los que recurren incluso al canibalismo –los niños son más tiernos- para aguantar quizá un mes más. Porque nadie sabe hacia dónde girará el planeta. Nadie sabe si esto el Juicio Final, si lo peor está por llegar y la raza humana se extinguirá definitivamente.

Esta terrible incertidumbre supone una incómoda postura para el espectador. La dolorosa huida hacia delante esquivando cualquier contacto humano, las situaciones límite a las que se enfrentan un padre enfermo y un adolescente que no ha conocido el cielo azul ni el mar… Todo ello causa un inevitable escalofrío, porque la primera reacción es preguntarse cuál sería nuestra actitud en similar ocasión. Suicidarse ante tal perspectiva de futuro, o sacar el animal que todos llevamos dentro y luchar por sobrevivir. Muy recomendable, aunque se pase mal.

P.D. (obsérvese en el trailer el papel protagonista que se le otorga en la película a Charlize Theron cuando la verdad es que pasa de puntillas y el detalle publicitario con una bebida azucarada en plena destrucción mundial).




LA NOCHE MÁS OSCURA, DE MENOS A MÁS

Recuerden y reflexionen sobre las diferencia entre Estados Unidos y España ante atentados de las magnitudes del 11S y 11M. El pensamiento general americano fue “¿Quién ha sido? Que se prepare”. El pensamiento español fue “¿Por qué nos han hecho esto? ¿Qué hicimos mal?”.

Esa importante diferencia significa que, casi 10 años después del 11S, el autoproclamado autor, Osama Ben Laden, fuese capturado y ejecutado por un comando especial en Pakistán (ésta es la versión oficial. Es probable que dentro de 50 años la historia sea otra). Mientras, en España, 9 años después de la mayor tragedia de nuestro país nadie sabe nada sobre lo sucedido, y peor, pocos quieren saberlo. (Por ejemplo los comprometidos actores españoles no se han manifestado ante el lamentable juicio y las más que sospechosas irregularidades cometidas durante los tres días que siguieron al atentado, curiosamente en la víspera de unas elecciones nacionales). Será por ello que la peor crisis que sufrimos en España es la de los valores morales.

Centrémonos en 'Zero Dark Thirty'. Una película con trayectoria in crescendo, sin complejos ni moralinas ni posturas políticamente correctas sobre la situación de los presos musulmanes en cárceles secretas norteamericanas –no necesariamente Guantánamo- sobre la actuación de los servicios especiales y sobre las miserias de los políticos, especie única que se reproduce en cualquier parte del mundo.

No me pregunten por la atractiva Jessica Chastain. Ví la película en el cine, doblada, y no podría juzgar con pleno conocimiento sobre su actuación. En spanish resulta muy convincente y digna de un Oscar. Interpreta a una brillante e inteligente agente, obsesionada por encontrar pistas sobre el enemigo número uno de su país. Este es el hilo conductor de la trama. El proceso de búsqueda de información –mediante tortura si fuese necesaria- de ordenación y selección de objetivos hasta dar con el lugar estimado donde se refugia Ben Laden. Para los no interesados sobre el terrorismo musulmán, la primera hora y media puede resultar un lío monumental, por el gran número de nombres que suenan, imposibles de procesar.

El postre merece la pena y compensa cualquier sacrificio. La última media hora es la más excitante en el campo de batalla desde los 25 primeros minutos de ‘Salvar al soldado Ryan’ (Saving private Ryan). La directora realizó un magnífico trabajo en el relato de la operación de asalto al búnker donde se escondía el terrorista, montando al espectador en el helicóptero y haciéndole casi uno más del comando de soldados de elite que entró, ejecutó y se llevó el cuerpo de Ben Laden, después arrojado al mar (versión oficial) en un punto no determinado.

'Zero Dark Thirty' afirma tener información confidencial y privilegiada sobre lo sucedido aquella noche. Les comento un detalle, recuerdo perfectamente que en la versión ofrecida a los medios internacionales se afirmó que dos helicópteros habían realizado la misión. Bien, según la película fueron tres, ya que uno se estrelló en el aterrizaje y un auxiliar tuvo que intervenir para recoger a sus ocupantes. ¿Verdad? ¿Mentira? Quizá dentro de 50 años, cuando se desclasifique toda la información sobre esta operación podremos contrastarla. De momento, a disfrutarla y a especular sobre mil y una conspiraciones posibles.