SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 9 de julio de 2013

LA OBSESIVA PERDICIÓN DE TOM PAYNE / THE TOM PAYNE´S OBSESSIVE DESTRUCTION



El camino del jugador de baloncesto estadounidense Thomas Payne (1950) parecía escrito parejo al de otro mito de Louisville, Cassyus Clay. Su caso fue bien diferente. Nacido en una familia negra asentada, de padre sargento, madre bióloga y ocho hermanos de carrera –muy diferente a Ali- aceptó el difícil reto de ser el primero de su raza en jugar en la racista Universidad de Kentucky, en 1969. Su afición le insultaba más que la rival, por ello aceptó la oferta profesional en Atlanta, de 750.000 dólares. Pero tenía algo más que ocultar. Una violación y dos fallidas como estudiante, tres más consumadas en Georgia. Fue detenido y sumó 10 años entre rejas, donde protagonizó un motín. Salió en 1983, con la condicional. Intentó retomar el balón, sin éxito. Probó como boxeador y actor, logrando cierto estatus, hasta reincidir en su obsesión. En 1986 volvió a ser detenido en la ciudad de Los Ángeles. Hoy cumple 30 años de condena, cerca de su casa. Escribe cuentos, reza y se declara arrepentido, clamando por un perdón que no llega. Negro o blanco, su obsesión truncó una prometedora carrera.

Publicado en La Región (23-11-2009) 

The life of Thomas Payne (1950) American basketball player seemed like that of another Louisville myth, Cassyus Clay, but was very different. Tom´s family was not humble. The father was Sergeant, biologist mother and eight siblings studied a career, very different to the Ali´s family. Tom was the first black to play at the racist Kentucky University, in 1969. Fans insulted more Tom than rivals, so he accepted the professional offer in Atlanta, $750,000. But he hid a terrible secret. A rape and two failed as a student, three more committed as a professional in the State of Georgia. He was arrested and sentenced to 10 years, where he led a mutiny. He left in 1983, with the conditional. He tried to play, without success. He proved as a Boxer and actor, to repeat his obsession. In 1986 he was arrested again in Los Angeles. Today he has 30 years of conviction, near his home. He writes short stories, reza and assumes their guilt. He asks a forgiveness that nobody listens. Black or white, his obsession cut short a promising career.