SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 22 de abril de 2014

STEVE McNAIR, MIS PROBLEMAS CON LAS MUJERES / STEVE McNAIR, MY PROBLEMS WITH WOMEN

Ser una estrella deportiva proporciona una amplia gama de tentaciones, alguna de ellas incluso mortal. El jugador estadounidense de fútbol americano Steve McNair (1973-2009) fue el ciudadano modelo durante su carrera. Superó numerosas lesiones, lideró al equipo de Tennesse hasta una final y fue elegido el mejor de la liga NFL, en el año 2000. Poseía una sonrisa cautivadora e impartía clases sobre la Biblia a jóvenes delincuentes. Casado y padre de cuatro hijos, su única debilidad eran las mujeres. En 2008, un año después de su retirada, conoció a una camarera de 20 años y ascendencia oriental, llamada Sahel Kazemi. Un pasatiempo sexual que terminó en tragedia. Después de protagonizar varios escándalos etílicos, Kazemi -en difícil situación económica- se hartó de esperar un prometido divorcio. El 4 de Julio, día de la fiesta nacional, adquirió una pistola y propinó cuatro disparos a su amante mientras dormía, suicidándose a continuación. Un crimen pasional que escandalizó a todo el país.

Publicado en La Región (11-01-2010)

The temptations of a sports star can be deadly. Steve McNair (1973-2009) was the model citizen during his career. He overcame numerous injuries, led the Tennessee Titans to a NFL final and received the 2000 MVP. He had a big smile and taught the Bible to young criminals. Married and father of four children, his only weakness was a women. In 2008 he met a 20 years old oriental waitress, named Sahel Kazemi. After starring in several scandals, Kazemi - with economic problems - didn´t want to wait any more for the divorce. On 4 July, she got a gun and shot four times her lover while he slept. She committed suicide later. It was a scandal in the United States.