SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 4 de noviembre de 2010

SUEÑOS (XLVI): POLI DÍAZ Y EL BOXEO, LA OCASIÓN PERDIDA

27 de noviembre de 1991. Campeonato mundial de los pesos ligeros en Norfolk (Estados Unidos). Media España está pendiente del televisor durante la madrugada, para presenciar el combate entre el fogoso y muy popular Policarpo Díaz Arévalo, Poli Díaz, de 23 años, y el estadounidense Pernell Whitaker, de 27. El boxeo, deporte de masas durante casi todo el siglo XX resurge, capta de nuevo al gran público en España.

"Voy a mandar a ese negro a cortar algodón", se jactaba Poli días antes del combate. Entre juergas y desmadres varios había engordado 13 kilos sobre su peso ideal. Una dieta salvaje y un programa espartano en la sauna le permitieron superar el pesaje, pero le dejaron demasiado débil para pelear contra un excelente rival. Whitaker, más técnico, no lo tumbó si bien venció a los puntos. Toda una decepción nacional. Poli lo lamentará muy pronto. Comenzaba su cuesta abajo.



El perfil: Pernell Whitaker nació el 2 de enero de 1984 en Norfolk, Virginia (Estados Unidos). Retirado en 2001, tiene mujer y tres hijos. Policarpo Díaz había nacido en Madrid, en 1968. Tras caer en las drogas y en la indigencia, sobrevive como un ejemplo del boxeador sin remedio.

Publicado en La Región (08-10-2007)