SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 5 de enero de 2011

ANTES DE QUE TERMINE LA NAVIDAD

Lo peor de la Navidad es esa avalancha borreguil en los centros comerciales y esa imperiosa necesidad de divertirse en Nochevieja. Lo mejor es reunirse con los amigos y familia, los regalos y la posibilidad de disfrutar de un tiempo libre escaso durante el resto del año.

Tiempo libre para leer, dormir, practicar algún deporte o ver cine. En esta ocasión, me permitiré la licencia de recomendarles, amigos, dos películas de directores de culto: "The Straight story", de David Linch y "Tim Burton´s Corpse Bride", de Tim Burton, por supuesto.



Traducida como "Una historia verdadera", "The Straight story" narra el increíble viaje de un achacoso anciano de 73 años llamado Alvin Straigth, para reconciliarse con un hermano enfermo, cuya relación habían roto 10 años atrás. La historia es cierta, en 1994, Alvin tenía las caderas rotas, sólo podía desplazarse con dos bastones y no poseía el carnet de conducir.

Así que se propuso recorrer las 286 millas entre Laurens (Iowa) y Mount Zion (Wisconsin) sobre su único medio de transporte, una segadora con remolque incorporado para pasar las noches. Un apasionante camino hacia la redención, donde aflorarán todo tipo de circunstancias y sentimientos. Quiero tranquilizar a los temerosos de David Lynch, la película es muy "normal" y no creo que los habituales giros de este peculiar creador altere su estabilidad fílmica.


"La novia cadáver de Tim Burton" es la historia de un matrimonio concertado, que se complica cuando el novio entrega, de forma accidental, el anillo de compromiso a un espectro, una mujer maldita por un suceso escabroso del pasado. Virtudes y miserias del mundo de los vivos y de los muertos.

Muchos adultos desprecian la animación, perdiéndose un filón de historias atractivas, en este caso con el sello inconfundible de Burton en la ambientación y la ironía.

Dos películas para ver durante el ocaso navideño. Cómodos en casa mientras arrecia la lluvia fuera.