SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

viernes, 19 de agosto de 2016

FARGO, DONDE TODO ES POSIBLE


Escribimos sobre cualquiera de los tres trabajos con el mismo nombre que han convertido en célebre una población estadounidense de algo más de cien mil habitantes en Dakota del Norte: La película (1996) dirigida con indudable éxito por los –en mi opinión- irregulares hermanos Ethan Jesse y Joel David Coen. O la serie, en su primera (2014) y segunda (2015) temporada, producidas por los mismos hermanos, pero con dirección, narración y protagonistas diferentes.

Sí, al final se trata de crímenes, de violencia a medio camino entre el sadismo y la comedia negra, con personajes de carácter y acciones más que peculiares. Asesinos, policías, víctimas o testigos; todos pertenecen a ese grupo de personas que denominaríamos como “curiosos”, cuando no chiflados. Quizá marcados por el crudo e inhóspito clima de la zona. Ese frío permanente que hiela los sentidos y nos sumerge en la monotonía, sólo rota por el disparo de una escopeta de caza o el filo de una navaja. Y, sin motivo y de repente, se monta la tercera guerra mundial y aparecen los extraterrestres. ¿Locura? ¿Acaso es más razonable este mundo?