SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

martes, 22 de febrero de 2011

RED AUERBACH, PROHIBIDO FUMAR EN BOSTON / SMOKING BANNED IN BOSTON


Publicado en La Región (06-11-2006)

La pasada semana fallecía Arnold Jacob Auerbach, conocido en el mundo del baloncesto y del deporte en general como "Red", así como por los espectaculares puros que se fumaba. Auerbach pertenece a esa reducida lista de entrenadores legendarios y carismáticos que convirtieron a sus equipos en ganadores. El Boston Celtics vivió las dos mejores etapas de de su historia bajo su mando. Primero como entrenador, logrando nueve campeonatos de la NBA en 10 años. Después como presidente, mostrando un gran olfato para fichar jugadores.

"La estrategia es algo que siempre se puede aprender, pero no todos los entrenadores emplean su tiempo en comprender la personalidad humana. Ahí radica su error principal". Esta frase describe a Red Auerbach (1917-2006) fallecido el pasado 28 de octubre, por un ataque al corazón.

Hijo de un emigrante ruso y compañero universitario de Isaac Asimov, Auerbach fue el creador de uno de los mejores conjuntos deportivos de todos los tiempos. Su Boston Celtics, antes un equipo vulgar de la NBA, logró nueve títulos en 10 temporadas, ocho de forma consecutiva.

No fue un genio táctico. tampoco un gran orador, pues motivaba a sus jugadores por separado. No fue un caballero -"lo más bonito que me llamó fue eunuco", según palabras del árbitro Earl Strom- y se fumaba un puro como signo de victoria minutos antes del final del encuentro, golpe anímico para el rival y los defensores de las leyes antitabaco. Renegó de la línea de tres puntos y, al comienzo, del juego imaginativo de su base Bob Cousy, una de las más grandes leyendas de la década de los 60.

Apostó por un juego sencillo, en equipo. Quizá por su condición judía, abrió las puertas a los negros en un país segregacionista. Fue el primero en disponer un quinteto titular de color. El primero en confiar en un técnico de esta raza, su amado Bill Russell, cuando fue presidente.

Auerbach perteneció a esa categoría de líderes, para quienes el sacrificio, el espíritu de unidad y el honor eran cualidades primordiales. Ahora sí, definitivamente, está prohibido fumar en Boston.


Last week Arnold Jacob Auerbach passed away, known in the world of basketball and sports in general as "Red", and spectacular smoked cigars. Auerbach belonged to that small list of legendary and charismatic coaches who made their teams into winners. The Boston Celtics lived the two best periods in its history under his leadership. First as coach, won nine NBA championships in 10 years. Then as president, he showed great talent to sign players.

"The strategy is learned, but few coaches spend their time in understanding the human personality. That is his biggest mistake." This phrase describes a Red Auerbach (1917-2006) died on October 28 for a heart attack.

The son of a Russian emigre and college teammate Isaac Asimov, Auerbach was the creator of one of the best sports teams of all time. His Boston Celtics, before a weak team in the NBA, won nine titles in 10 seasons, eight in a row.

He wasn´t a tactical genius or a great speaker, motivating his players individually. Nor was a gentleman - "the nicest thing he called me was a eunuch" in the words of the referee Earl Strom- and smoking a cigar as a sign of victory minutes before the final whistle, blow mood for rival defenders and laws smoking. Reneged on the three point line and funny style of Bob Cousy, one of the greatest legends of the 60's, until he learned to understand.

Opted for a simple game as a team. Perhaps because he was a Jew, opened its doors to blacks in a segregated country. It was the first in line five men of color on the court. The first to hire a black coach, Bill Russell, when he was president.
Auerbach belonged to that category of leaders, for whom the sacrifice, the spirit of unity and honor were core values. Now smoking is banned in Boston