SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 15 de octubre de 2008

SANTHI SOUNDARAJAN, ¿QUIÉN SOY?

En la India se estima que existen casi cinco millones de "Hijra", los que pertenecen al "tercer sexo". Una minoría nace como hermafroditas, el resto suelen ser varones que terminan adoptando atributos y vestimenta de mujer. Santhi Soundarajan (Kathakkuridi, 1981) nació mujer; pobre, muy pobre, y encontró en el atletismo una posibilidad para escapar de la miseria. Medalla de plata en los Juegos Asiáticos de 2006, el gobierno le concedió una recompensa por sus logros en una sociedad donde todavía prevalecen las castas. Pero la polémica estalló cuando una rival exigió un análisis médico, acusándola de tramposa. Los resultados determinaron que Santhi tenía sexo femenino pero genes del masculino. En su tierra, de gran influencia Tamil, esa inconsistente prueba significaba un estigma. La atleta fue insultada en público, menospreciada, apartada del equipo nacional. Hundida, hasta el punto de caer en una depresión que le obligó a recluirse en su humilde casa e incluso intentar suicidarse. "¿Por qué me hacen tanto daño?" se preguntaba. Ya no le permitirán competir, por nacer maldita en la India.

Publicado en La Región (15-10-2007)