SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 26 de febrero de 2009

SUEÑOS (IX): SPUD WEBB, UN COLOSO ENTRE GIGANTES

8 de febrero de 1986. Estadio Reunion Arena de Dallas (Texas). Concurso de Mates del All Star de la liga NBA de baloncesto. Los participantes salen al ruedo. Entre varios y excepcionales atletas de ébano de no menos de dos metros -los impresionantes Dominique Wilkins o Terence Stansbury, por ejemplo- se encuentra un pequeño jugador con cara de niño, que apenas roza el 1,70 de estatura. ¿Es una broma o parte del espectáculo?

En absoluto. Si usted tiene la oportunidad de verlo, le levantará del asiento. Anthony Webb, bautizado como "Spud" por su abuela, porque su cabeza le recordaba al Sputnik soviético, se propulsa hasta mucho más arriba de los 3,05 metros de la canasta con una potencia impensable por su apariencia, y vence a todos sus rivales, con un público absolutamente entregado que corea su nombre. Su capacidad de salto, un don de la naturaleza.



Anthony Webb nació el 13 de julio de 1963 en Dallas, Texas (Estados Unidos) y se retiró de la competición en 1998. En la actualidad vive en su ciudad natal y ejerce de comentarista deportivo. En 2007 fue homenajeado en el concurso de Mates por otro genial bajito, Nate Robinson, a la postre campeón.