SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

miércoles, 3 de junio de 2009

HOMOAÍDO (por el malvado Vellido Dolfos)


Hay que valorar, y mucho, la valentía y persistencia de los jueces españoles en las causas más urgentes. Sin ir más lejos, el juez Garzón, además de aumentar tres tallas de pantalón, está jugándose el tipo metiendo al mismísimo Francisco Franco en una causa sumarísima. Parece que ni su secretaria –estaría con el Facebook, seguro- le pudo advertir que el Caudillo se encuentra desde hace unos años bajo el valle de los Caídos, porque el juez cazador se empeñó en que le confirmasen su muerte. En caso de que este asunto no carbure, recomendamos al letrado varios asuntos pendientes de sanción para beneficio de la Humanidad: las invasiones y tropelías de Alejandro Magno, Julio César, Napoleón o Hitler; las purgas estalinistas, el tráfico de esclavos negros a América o los sacrificios aztecas. Todo a cargo del dinero público, claro. Que pa eso estamos.


En los círculos científicos, han causado sensación las declaraciones de nuestra incomparable ministra de Igualdad (sic) la pizpireta Bibiana Aído. "Bibi", entre Finisterre y el Algarve. Desde las tesis sobre la evolución de Darwin, una afirmación no había sido tan interesante y esclarecedora. Según los sesudos análisis de Bibi, "un feto de 13 semanas no es un ser humano". Falta por decidir, entonces, su denominación. Podría considerarse un homoaído. Mitad pollino, mitad besugo. Mitad hombre, mitad mujer. Todo paridad. Un ser sostenible, ecológico, solidari@ y progresista. Pensaban que sin Maleni todo iba a ser aburrido en el Gobierno. Pues ahí tienen a Bibi. Sentando cátedra.

Como las televisión son tan originales, ahora nos bombardean con esos interminables programas de temática variada, donde caben guisos, toros, asesinatos y violaciones. Una de las costumbres habituales consiste en realizar una conexión en directo con un periodista en cualquier fiesta o lugar que se precie. Entre la fauna de enviados especiales predominan los incapaces de mantener los brazos cerca del tronco, presa de tics incontrolables y al borde de la asfixia por un incontenible chorro de palabras, sin pausa ni mesura. Como les debe de parecer poco su noticia, por trágica que resulte, se ven en la obligación de aumentar la magnitud. Por ello, aseguran que un incendio dejó “total y absolutamente calcinado un coche”, o nos recomiendan a acudir sin falta a la feria del libro de Madrid, porque a los firmantes Ana María Matute y Eduardo Punset “no les quedan muchas más por delante”. Y puede ser peor, cuando el emisario se siente en el deber de alimentar fieras salvajes, luchar contra un profesor de kárate o untarse de chocolate, para lucirse ante el gran público. No somos naide, Manolo.

Los anuncios de Eroski incitan a escapar de esta cadena de supermercados. Cuando no a plantarles fuego. Preferimos ir a Lidl, pese a que sus cajeras sean las más feas de la historia de la Humanidad. Y los productos estén tirados y/o abiertos por los pasillos. Aunque nos tengamos que pelear cuerpo a cuerpo con una cucaracha gigante.

La Televisión Estatal anuncia a bombo y platillo un “debate” entre las cinco candidaturas a las elecciones europeas. Será un frontón a cinco bandas. Estupendo para suicidarse sin remordimientos. O para los insomnes crónicos.

“Puedo ganar a Nadal”, Verdasco dixit. Muchacho, primero hay que ganar a Davyvenko. Y después que Rafita descanse de vez en cuando y también pase de ronda. Una pena no ver como Nadal levanta otra copa ante diez mil envidiosos franceses.

“Corazón de...” tiene una legión de fans, cada día más pendientes del momento en el que la espontánea Anne Igartiburu meterá la gamba o se enroscará sin remedio en uno de los muchos trabalenguas que genera por propia iniciativa. “Hasta en Galicia se divierte la gente”, escuchamos un glorioso día de sus preciosos beizos

Un anuncio de ese personajillo llamado Antonio Resines –conocido en Madrid por provocar accidentes en moto y culpar a los conductores de coches (y Vellido lo sabe de buena tinta)- se burlaba de la cursilería del cine estadounidense, hace unos años. “Aquí se hace otro cine”, exclamaba con orgullo él y sus compañeros. Pues sí. El de las salas vacías, el subvencionado a cuenta del Estado, el que desprecia los grandes temas de nuestro país y sufre todos los tics políticamente correctos, siempre a favor de la corriente. Como los grandes artistas. ¿O será que el gran público no logra comprender la grandiosidad de sus obras? Quizá en Corea del Norte logren el respaldo que se merecen genios como Álex de la Iglesia .

Pobre Mara Torres. La presentadora de La 2 Noticias, que es una chica muy mona y comprometida, parece sufrir con cada mala noticia que lee. Digna sucesora del estreñido Lorenzo Milá. Tranqui Mara, que te quedan muchos telediarios por delante. Y sí, la gente no lee. Es duro, Mara. Pero la gente no lee un huevo. Y también contaminan mucho, Mara. Si es que prefieren ir a trabajar en su coche que hacerse siete paradas de Metro, dos autobuses y tres kilómetros diarios hasta el trabajo. Esto no pasa en Dinamarca.

A ver, Jesulín. Devuelve los cien gramos de jamón serrano que te llevaste envuelto en papel albal en la comunión de Andreílla. Que sólo faltaba ver a la mujer del vecino traidor cotilleando en el programa de periodismo de investigación, DEC, enfrentándose a Chelo García Cortés por los esteroides de su marido. El próximo invitado será Anselmo, el carnicero que le vende el pollo a la Esteban. ¿Me entiendes?

¿Van a seguir nuestros sesudos políticos el ejemplo británico y reponer con su dinero todos los despelotes que se montan con los impuestos del contribuyente? Es el paso previo a la dimisión del cargo. Menos mal que el BNG y los independentistas no entran en ese juego, y anteponen la patria a la ambición, y bla,bla,bla.