SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

viernes, 19 de junio de 2009

Yamashita vs Rashwan (1984)



El japonés Yasuhiro Yamashita, grande entre los grandes, fue el más fabuloso judoka de la década de los ochenta y, junto a Geesink y Ruska, los más grandes de la historia del judo.

Su palmarés fue impresionante: nueve veces campeón del Japón en Todas la Categorías; Campeón del Mundo en 1979 (París); doble Campeón Mundial en 1981 (Maastricht); Campeón Mundial en 1983 (Moscú) y Campeón Olímpico en Los Ángeles, son sus mas destacados éxitos. Imbatible en todos los torneos en que participó, se retiro después de la Olimpiada de Los Ángeles, en 1984. Lo único que empañó un poco su carrera, y no por su culpa, fue que en esta Olimpiada no participaron los países comunistas, en represalia por no haber participado Estados Unidos en la Olimpiada anterior de Moscú.

En este combate, final de la categoría Open o Abierta a todos los pesos en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, lo veremos cojeando frente al egipcio Mohamed Rashwan, lo que no fue impedimento para llevarlo al suelo e inmovilizarlo. Anteriormente, también lesionado y cojeando, había batido al francés Laurent del Colombo por medio de otra inmovilización, y al alemán Arthur Schnabel graciasa a una estrangulación, en una demostración de superioridad nunca vista.


Rokudán