SIGUE SOÑANDO

Dice la leyenda que Polínexa, madre de Alejandro Magno, soñó que su hijo había sido engendrado por el mismísimo Zeus. El nacimiento coincidió con la victoria de su marido, Filipo de Macedonia, en la carrera hípica de los Juegos del 256 a.C. En honor a tal triunfo, Polínexa cambió su nombre por el de Olimpia. Su sueño se cumplió. Alejandro fue el Zeus del mundo conocido entonces. Un infatigable conquistador. El deporte es hoy lo más parecido a la guerra y sus figuras los nuevos mitos de nuestra era. Soñemos.

olimpiaduerme@gmail.com

Legend say that Polínexa, mother of Alexander the Great, she dreamed that her son had been fathered by Zeus. The birth coincided with the victory of her husband, Philip of Macedonia, in the horse race of the Games of 256 BC. In honor of this victory, Polínexa changed her name to Olympia. Her dream was fulfilled. Alexander was the Zeus of the then known world. An indefatigable conqueror. The sport is now as war and his figures the new myths of our era. Let's dream

jueves, 2 de julio de 2009

PROHIBIR LOS ABDOMINALES Y MEJORAR LAS PRESTACIONES SEXUALES CON EL EJERCICIO FÍSICO


Por Piti Pinsach
D.E.A. Morfología Médica
Ldo. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
piti.pinsach@gmail.com
http://www.entrenadorespersonales.cc/

Las últimas noticias en prensa, radio y televisión llegan a prohibir determinados ejercicios, concretamente algo tan extendido como los ejercicios abdominales. ¿Qué pensará Aznar que, según Il Corriere Della Sera titulaba “Aznar el macho: 2.000 abdominales al día”?

Hace más de veinte años que vengo escribiendo sobre la ineficacia y los peligros de los ejercicios abdominales. Su ineficacia es patente por las investigaciones que demuestran que realizar ejercicios abdominales disminuye el tono de la faja abdominal y del suelo pélvico. (Estudio sobre 80 jovenes mujeres nuliparas que practican a diario la gimnasia abdominal clásica, durante 1 mes. Disminuye el tono del suelo pélvico de forma significativa Después de 1 mes de práctica = - 20 % de media (p= 0,0001) Marcel Caufriez, 2005).

Si disminuye el tono de base, el que mantiene el abdomen en su sitio cuando la persona está sentada o de pie sin hacer esfuerzo, el abdomen se va haciendo más protuberante, aumentará el tamaño de la barriga.
Conviene recordar que el nervio que inerva el suelo pélvico y la faja abdominal es el mismo, el nervio pudendo y cualquier modificación en el tono se generaliza en ambos. Si disminuye el tono de la faja abdominal, disminuye el tono del suelo pélvico
Es preciso tener presente que el principal músculo implicado al realizar ejercicios abdominales clásicos es el recto del abdomen. Un músculo fásico, que áctua básicamente provocando movimiento, es rico en fibras rápidas, blancas. Pero los músculos que hacen de faja del abdomen son el transverso y los oblícuos. Estos músculos tienen mucho tejido conjuntivo y muchas fibras rojas, lentas, que actúan constantemente, cuando estamos en reposo, para aguantar el abdomen y hacer de verdadera faja.

La investigación citada y otras, muestran que reforzar (aumentar la fuerza) del recto abdominal, desconecta, por decirlo de una manera simple de entender, fibras musculares de los músculos faja. Disminuye el tono, su efecto faja se pierde y se obtiene un recto fuerte pero un abdomen prominente o sea una barriga. Este es uno de los peligros de realizar ejercicios abdominales pues disminuye el tono de la faja abdominal y del suelo pélvico. Ambos no hacen bien su función de contener.

Cuando la faja abdominal no soporta correctamente, no logra contener los órganos internos, sale la barriga. Cuando el suelo pévico o periné no aguanta, se debilita, baja su tono, aparece la incontinencia urinaria, caen los órganos internos (vejiga, utero y recto en la mujer) y disminuyen las prestaciones sexuales. (Entre los factores etiológicos que provocan la incontinencia urinaria, se considera como el más importante el aumento de la presión intraabdominal, por la mala práctica deportiva o el ejercicio abusivo de abdominales, situación que va a incidir sobre el suelo pélvico, provocando la degradación progresiva del mismo y haciéndolo incompetente para la función de continencia. Amlostegui, J.M. Pag 644. Archivos de Medicina del Deporte. Vol XVI. Núm. 74, 1999). Esto va en contra de lo que cualquier persona desea obtener al realizar ejercicios abdominales para lograr beneficios estéticos y de salud. Debe ser totalmente erradicado y es imprescindible sustituirlo por otro tipo de ejercicios.

Pero Aznar no debe preocuparse mucho por el momento puesto que la prohibición de hacer ejercicios abdominales es para las mujeres y se puede comprobar con escribir en cualquier buscador de internet las palabras «abdominales e incontinencia». Son más de 65.000 las citas que confirman el problema que le supone a la mujer el realizar ejercicios abdominales. Y el hombre, a partir de los 50 años, con el engrosamiento de la próstata y las vegetaciones adenoideas, si el suelo pélvico está debilitado, como les sucede a todos los que realizan ejercicios abdominales tradicionales, la vejiga no podrá hacer correctamente su función y se padecerá incontinencia urinaria y disfunciones sexuales y ahí sí debería empezar a preocuparse el ex-presidente y sus allegados. El problema está servido y la solución también, dejar de hacer los abominables ejercicios abdominales.

Otros mandatarios, que demuestran bastante visión de futuro, han introducido cambios muy saludables y no me refiero a poner una top model en su vida sino al hecho de decidirse a contratar los servicios de una entrenadora personal que no sólo no le obliga a realizar ejercicios abdominales sino que le animama a entrenar correctamente el suelo pélvico y la faja abdominal con ejercicios hipopresivos.

No hay ninguna justificación para realizar los tradicionales ejercicios abdominales con el objetivo de mejoras estéticas o de salud puesto que está sobradamente demostrado que además de provocar incontinencia urinaria, prolapsos (en la mujer) y disfunciones sexuales, proporcionan un abdomen más abultado.

Se comprueba fácilmente con un manómetro (medidor de presión) que los ejercicios abdominales y entre ellos los de Pilates son hiperpresivos y a pesar de que se puede hacer una contracción voluntaria del suelo pélvico, como esta contracción será fásica, aumentará la fuerza, no el tono. Será más fuerte pero con menos tono y no sólo no hará su función sino que se está debilitando.

Todos los profesionales del ejercicio físico y muchas mujeres sabemos que al hacer ejercicios abdominales y muchos otros tipos de ejercicio hay un aumento de la presión intraabdominal y hay flatulencias vaginales que lo evidencian. Es un síntoma claro de la agresión que está sufriendo el suelo pélvico y un avance de lo que va a suceder con la práctica reiterada. (Existen situaciones cotidianas en las que los músculos del suelo se deterioran gravemente. La realización de ejercicio físico incontrolado o excesivo es una de ellas; la realización de abdominales, aeróbic, saltos... Incrementan considerablemente el riesgo de padecer incontinencia urinaria, http://www.urologia-andrologia.com/, 2005)

Todos los profesionales del ejercicio físico y el deporte responsables, están obligados a cambiar sus planteamientos de inmediato y excepto que se trate de un deportista que, previo estudio biomecánico, se detecte que debe reforzar su recto abdominal para mejorar su rendimiento deportivo, los demás deportistas y personas que precisan una faja abdomino-perineal más tonificada deben hacer otro tipo de ejercicios que aumente especificamente el tono muscular de estas zonas. Por supuesto, que los deportistas que precisen aumentar la fuerza de su recto abdominal deben hacer también, con más razón, ejercicios para aumentar el tono del suelo pélvico y de la faja abdominal Puesto que el tono del suelo pélvico y de la faja abdominal se verá mermado por el aumento de fuerza del recto abdominal.

Mejorar las prestaciones sexuales con el ejercicio

Hasta aquí han sido malas noticias para los aficionados a realizar centenares de ejercicios abdominales y lo importante es que hay un método que reduce el perímetro de la cintura, proporciona una mejora postural y mejora las prestaciones sexuales.

Se denomina Reprocessing Soft Fitness y es un método que proviene de la, hasta ahora, técnica más efectiva de reeducación en el post-parto. Logra reducir muy efectiva y rápidamente la cintura, recoloca los órganos internos y estimula de nuevo el apetito sexual en la mujer después del parto.

Se trata, como su nombre indica, de Reprogramar Suavemente el Fitness. Es un método basado en la gimnasia abdominal hipopresiva, una técnica que viene desarrollándose desde los años 80. Desde hace poco se está utilizando con mucho éxito por profesionales del ejercicio físico.



Se ha investigado y demostrado que la práctica de Reprocessing Soft Fitness, basado en la gimnasia abdominal hipopresiva reposiciona, el eje de gravedad, disminuye las curvas excesivas de la columna y proporciona una sensación y apariencia de confort postural con más movilidad, flexibilidad, menor pesadez y disminución del dolor. Las investigaciones confirman que en 1 mes hay un reposicionamiento de la proyección del eje de gravedad, disminuyen las lordosis lumbares (p=99,9%), cervicales (p=99,8%) y cifosis dorsal (p=99,5%). Esto nos confirma que es un excelente método para mejorar la postura, es un normalizador postural.

Y lo más importante es que por un fenómeno de divergencia neurológica, de manera involuntaria, refleja, provoca un aumento del tono en el suelo pélvico y en la faja abdominal. Sin que la persona haga un esfuerzo abdominal, una contracción voluntaria, siente cómo aumentan el tono y la dureza de la faja abdominal y del suelo pélvico. Esto ha sido comprobado con electromiografías de profundidad y con manómetros

Conviene tener presente que tener un buen tono en el suelo pélvico es la base para tener una actividad sexual intensa a cualquier edad.

Hace ya muchos años que se viene hablando de ejercicios para mejorar la vida sexual, los clásicos ejercicios perineales (Kegel, 1940) que aumentan la fuerza de la musculatura del suelo pélvico. Sin embargo, los últimos avances en investigaciones muestran que lo que importa no es la fuerza sino la tonicidad, el tono muscular y los ya clásicos ejercicios de Kegel aumentan la fuerza igual que los ejercicios abdominales pero no el tono. Mejoran el ángulo de erección en el hombre. Es un logro importante pero sólo parcial.

En cambio, con los ejercicios de gimnasia abdominal del Reprocessing Soft Fitness además de mejorar el ángulo de erección se logra un aumento de la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico y pueden almacenar los cuerpos cavernosos lo que se traduce en un mayor engrosamiento del pene (www.zonauno.com) y en una mejora de la sensibilidad del clítoris. Esto se traduce en una mejora en la resistencia y la duración de la actividad sexual tanto para el hombre como para mujer.

Los resultados de este tipo de ejercicios, agrupados en el método denominado Reprocessing Soft Fitness, han sido sobradamente demostrados por investigaciones en las que los sujetos mencionan unas mejoras espectaculares en su apetencia y rendimiento sexual. Estos estudios certifican además reducciones del 8% en el perímetro de la cintura en pocos meses de práctica.

Por mi parte, tras treinta años de investigaciones personales y docencia dentro del campo del ejercicio físico puedo asegurar que sólo existe un método que además de mejorar las prestaciones sexuales tanto en el hombre como en la mujer, reduce la cintura, soluciona los problemas de espalda, acelera la recuperación post-parto, previene y soluciona incontinencias, pubalgias, cistitis, hemorroides, prolapsos, estreñimiento… Es el Reprocesing Soft Fitness basado en la gimnasia abdominal hipopresiva.

Práctica de un ejercicio de Reprocessing Soft Fitness

La correcta realización de los ejercicios precisa del asesoramiento de un profesional de Reprocessing Soft Fitness por las implicaciones neuromusculares que se deben tener en cuenta, para asegurar la prescripción de una correcta progresión en función del dominio corporal de la persona y para garantizar una correcta técnica de ejecución y una buena progresión de los muchos ejercicios que existen. Los lectores se pueden hacer una idea de la complejidad de la correcta realización de los ejercicios iniciando su experiencia con el ejercicio que se ilustra en la fotografía.

La persona se coloca en cuadrupedia, con una ligera anteposición del cuerpo de forma que se hace recaer más peso sobre las manos que sobre las rodillas. Esta posición facilita realizar una contracción del serrato mayor que la persona debe ir intentando aumentar mientras está en apnea espiratoria (haber expulsado todo el aire de los pulmones). Entonces se produce un fenómeno de divergencia neurológica que provoca la relajación del diafragma torácico, una activación del sistema ortosimpático, una normalización de los músculos antigravitatorios y una contracción refleja del suelo pélvico y de la faja abdominal. En las primeras sesiones se logra la relajación del diafragma torácico y la activación del sistema ortosimpático.

Una de las ventajas, contrastadas científicamente, de esta técnica es que cuando la persona se coloca en cuadrupedia, se puede comprobar que la presión abdominal disminuye de 20 a 30 mm. de mercurio, simplemente por la posición. Con la contracción del serrato mayor y la anteposición del cuerpo la presión disminuye hasta 50 mm. Mientras que en todos los ejercicios abdominales clásicos los aumentos de presión son peligrosamente altos y las consecuencias de ello son graves, especialmente para las mujeres. Es por ello que estos ejercicios reciben el nombre de ejercicios abdominales hipopresivos.

Confirmación de la eficacia del Reprocessing Soft Fitness

Para comprender el enorme valor de la técnica de Reprocessing Soft Fitness y de los ejercicios abdominales hipopresivos nos podemos imaginar lo que sucede con el envejecimiento y el sedentarismo. Con el transcurso de los años y la inactividad algunos músculos pierden parte de su inervación. Igual que cuando se inmoviliza un brazo durante algunos meses después, al quitar la inmovilización, se observa que no se puede mover el brazo por atrofia muscular y nerviosa. No somos capaces de hacer llegar las órdenes de movilidad o el músculo no puede llevar a cabo estas órdenes. De la misma manera, un abdomen abultado, prominente, en el que hace mucho tiempo que la faja muscular abdominal no ha recibido información de reducirse, ha perdido esta capacidad.



Se deben abrir caminos, vías neurológicas, que permitan activar las fibras musculares que realizan la función de faja natural. Todo ello llevará un tiempo y para tener éxito se debe realizar todos los días el Reprocessing Soft Fitness basado en los ejercicios abdominales hipopresivos durante unos diez a veinte minutos. Así se facilitará el aprendizaje, reduciendo el perímetro de la cintura con éxito y sin los problemas que acarrean los abominables ejercicios abdominales que se vienen realizando y prescribiendo. Posteriormente, cuando la persona tenga un dominio de la musculatura implicada, con realizar dos o tres veces a la semana los ejercicios mantendrá su faja abdominal en perfecto estado.

Son pocos los profesionales del ejercicio físico que conocen el Reprocessing Soft Fitness y, por desgracia, al ser humano le cuesta admitir que desconoce algo. Es por ello por lo que algunos profesionales optan por decir que no creen que funcione el método cuando lo que deberían hacer es leer, formarse e informarse y probarlo personalmente para comprobar lo que certifican las investigaciones.

Para más información sobre el tema y para cursos específicos de Reprocessing Soft Fitness pueden visitar las webs http://www.marcel-caufriez.com/ http://www.entrenadorespersonales.cc/ o enviar email a piti@entrenadorespersonales.cc